Abre la CNDH investigación por muerte de estudiantes de Reynosa

La Sedena se deslinda de los hechos, no hubo persecución militar, señala dependencia.
En el portón de la escuela colgaron carteles para exigir castigo.
En el portón de la escuela colgaron carteles para exigir castigo. (Verónica Cruz)

Tamaulipas

La CNDH inició una investigación por la muerte de los estudiantes en Reynosa y envió un grupo de visitadores al lugar de los hechos y a entrevistar a familiares de las víctimas para  brindarles atención y orientación que requieran.

Mientras la Sedena se deslindó de los hechos y negó que su personal haya participado en una persecución como lo anunció la PGJE quien también rectificó que, conforme a las investigaciones, no existen elementos que permitan determinar que los delincuentes hayan sido perseguidos por militares.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), “inició una investigación por los hechos denunciados a través de los medios de comunicación, en los que se señala que en una persecución militar contra presuntos delincuentes, un grupo de estudiantes de secundaria fue atropellado, dejando un saldo de al menos cinco fallecidos y cuatro heridos”. 

A fin de realizar la investigación de los hechos y las presuntas violaciones a derechos humanos cometidas, este organismo nacional desplegó un grupo de visitadores adjuntos al lugar de los hechos, así como a los lugares a los que fueron trasladados los estudiantes, a fin de certificar las condiciones físicas en que se encuentran, así como para entrevistar a sus familiares y brindarles la atención y orientación que requieran. 

Asimismo, visitadores adjuntos se trasladaron a la Agencia del Ministerio Público en Reynosa, a fin de investigar y dar seguimiento a la integración de la averiguación previa iniciada por los referidos hechos. 

La Comisión, que preside Raúl Plascencia Villanueva, considera necesario que se actúe con la debida diligencia en la investigación y procesamiento de los responsables, pero sobretodo, en las medidas de prevención para proteger a las personas y se garantice su seguridad e integridad personales. 

La investigación que realiza la CNDH se efectúa en el marco de sus atribuciones Constitucionales y legales, verificando que las autoridades de los tres órdenes de gobierno cumplan su labor de brindar seguridad y protección a las personas, en el ámbito de sus respectivas competencias y evitar al mismo tiempo, que hechos como los acontecidos queden impunes.

El pasado miércoles la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó civiles armados atropellaron a cinco estudiantes, debido a la alta velocidad con que conducían para huir de militares que los perseguían, sin embargo la autoridad estatal rectificó esta información y deslindó a los elementos de la Sedena a través de un comunicado”.

“Conforme a las investigaciones y las constancias que obran en la averiguación previa del caso, no existen elementos que permitan determinar que los delincuentes hayan sido perseguidos por personal militar, como se informó con anterioridad”.

A su vez, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sus elementos no participaron en una persecución militar y que las tropas solo acudieron a proporcionar los primeros auxilios a los heridos y apoyo para el control del flujo vehicular, en tanto arribaban al lugar las autoridades responsables.

El atropellamiento ocurrió después del mediodía en la carretera Reynosa-San Fernando, cuando los estudiantes de la secundaria 69 en el ejido La Retama salían de su posada navideña.