Abrazan contra la inseguridad en Matamoros

Un grupo de más de 20 estudiantes de Psicología de diversas universidades, iniciaron el programa "Abrazos Gratis", ya que consideran ante la tensión que se vivió en la región por violencia, la ...
Universitarios inician programa "Abrazos gratis" para combatir la inseguridad
Universitarios inician programa "Abrazos gratis" para combatir la inseguridad (César Peralta)

Matamoros

Establecidos en un módulo en la Plaza Hidalgo, en el primer cuadro de la ciudad, los futuros psicólogos, abrazaron a varias personas explicándoles la razón de este ejercicio que ellos llaman "necesario por tanto estrés que se vive en la localidad".

Luis Francisco Lauren, estudiante de la especialidad, explicó que principalmente quieren brindar tranquilidad y paz a los peatones que circulen por este lugar en el corazón de la ciudad.

Explicó que cuando ellos se acercan a la gente, esta se muestra "sacada de onda" porque les dicen que si les pueden dar un abrazo, pero ya cuando este se da, dicen, "se siente como la persona lanza un suspiro, eso quiere decir que está sacando toda la tensión que trae consigo por tantas cosas que han ocurrido en la localidad".

El grupo de estudiantes, estuvo todo este viernes, abrazando a los peatones, entre menores de edad y adultos y personas de la tercera edad que muestran signos de andar presionados y estresados. Este ejercicio lo realizarán durante el fin de semana.

"Sabemos que hay muchas personas que tienen temor de salir a las calles de acudir a los centros de entretenimiento y es necesario que sacudan toda esta tensión, ya que eso además de ocasionarles cansancio mental, puede mermar su salud física".

Dijo que al paso de los días invitarán a más estudiantes de esta especialidad o incluso aquellos estudiantes que quieran participar, ya que la idea es que la gente se deshaga de toda esa tensión.

Los abrazos son apretones hacia el cuerpo, que los estudiantes brindan con toda su "buena vibra" y la gente después de recibirlos, descansa, como lo expresó, Don Daniel Martínez, "sentí una corriente eléctrica y después un descanso, como si me hubiera librado de un gran peso", dijo el señor que recibió esta muestra de afecto mientras pasaba por la plaza Hidalgo.