Falta información sobre aborto en Coahuila

“Preocupa que 4 procuradurías, Coahuila, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, señalen que no tienen competencia para emitir autorizaciones para interrupción del embarazo por violación”, informa GIRE.
Organizaciones piden más preveción a los embarazos.
Organizaciones piden más preveción a los embarazos. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Dentro de la legislación del estado de Coahuila, el aborto es legal siempre y cuando la causal sea una violación, lo que implica que las autoridades tienen la obligación de prestar servicios para la interrupción del embarazo, según el informe del Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), asociación civil dedicada a promover y defender los derechos reproductivos de las mujeres en el marco de los derechos humanos.

Tras un análisis sobre el tema del aborto en México, GIRE solicitó a través de mecanismos de transparencia a cada uno de los Estados datos sobre legislatura local, la práctica del aborto y servicios en las secretarías de salud.

En lo que respecta a Coahuila, llamó la atención del organismo el precario o nulo manejo de información que hay sobre el aborto.

Es buena la iniciativa sobre la despenalización de aborto en la entidad, ya que esto significaría que las autoridades tendrían que transparentar la información.

“Resulta preocupante que cuatro procuradurías, Coahuila, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, señalen que no tienen competencia para emitir autorizaciones para interrupción del embarazo por violación”, señala el informe en uno de sus apartados.

Ello pone de manifiesto el desconocimiento de la normativa en materia de interrupción legal del embarazo por violación o la falta de voluntad de las procuradurías para emitir autorizaciones a pesar de la ley.

“Los datos obtenidos dejan constancia del poco o nulo acceso que tienen las mujeres a la interrupción legal del embarazo cuando este es producto de una violación sexual”, se detalla en el análisis.

“Ello a pesar de que la causal de aborto por violación es la única legal en todo el país y debería formar parte de la atención integral que se les brinde a las víctimas de violación sexual”.

Asimismo se refiere que es posible que no todas las mujeres resulten embarazadas producto de una violación, pero también resulta difícil creer que ninguna lo haya sido y en su caso que solicitara el procedimiento de aborto.

Como conclusión, el informe señala que en Coahuila, por un lado, las mujeres no tienen conocimiento sobre la posibilidad de interrumpir un embarazo producto de violación y por otro las autoridades no tienen conocimiento de esta casual legal o niegan las autorizaciones para interrumpir la gestación, cuando por ser legal incluso debería brindar atención a la víctimas de violación sexual.

En el informe, GIRE también se detalla que vía transparencia, la secretaria de Salud dijo no tener casos reportados de aborto, independientemente de la casual, mientras que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) declaró la inexistencia de información respecto al número de procesos penales por delito de aborto.

“Resulta preocupante que cuatro procuradurías, Coahuila, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, señalen que no tienen competencia para emitir autorizaciones para interrupción del embarazo por violación”.

También se solicitó información a las secretarías de Seguridad Pública locales para conocer el número de personas que se encuentran en prisión por el delito de aborto, en el caso de Coahuila, no se respondió a la solicitud de información.

Regina Tamés, directora de GIRE, sostuvo que a pesar de lo anterior, es buena la iniciativa sobre la despenalización de aborto en la entidad, ya que esto significaría que las autoridades tendrían que transparentar la información y garantizar los derechos reproductivos de las coahuilenses.

“Es muy importante que el Estado tenga datos duros claros y que rinda cuentas de cuántos servicios se brindan de manera legal, si se brindan, si no se brindan por qué, si está el personal capacitado, el personal tiene miedo, las mujeres no lo piden, es todo un diagnóstico que dice que el Estado está todo en falla porque tendría que tenerlo, y la despenalización del aborto facilita tanto para el Sector Salud como para las mujeres este registro”, expuso.