Diócesis de Torreón contra despenalizar el aborto

Recordó que se trata de un pecado, pues la Iglesia Católica siempre ha enseñado decir "sí a la vida, no al aborto".
Durante 4 horas, 20 manifestantes contra la despenalización del aborto se plantaron en el Congreso.
'Movimiento Coahuila por la Vida' recolecta firmas contra el aborto. (Ana Ponce)

Torreón, Coahuila

La Diócesis de Torreón se pronunció en contra de la propuesta del Gobierno del Estado de despenalizar el aborto en Coahuila, ya que consideran, atenta contra la vida de personas inocentes.

El sacerdote Rafael López Solís, responsable de Informática y Redes Sociales de la Diócesis, dijo que se trata de un pecado, pues la Iglesia Católica siempre ha enseñado decir "sí a la vida, no al aborto".

"Eso es lo que enseña el catecismo de la Iglesia Católica y la Iglesia está llamada a proteger siempre la vida. Con respecto a las legislaciones, no solamente del Estado, sino de otros países, son cuestiones legislativas de cada Estado o de cada país, se puede estar en contra o a favor del aborto, eso ya no es competencia nuestra, eso es de cada estado.

En la más reciente edición del Periódico de la Diócesis de Torreón "Buena Nueva", se plasma en la página principal una fotografía y un artículo donde se expresa "sí a la vida, no al aborto".

"Si quiere despenalizar el aborto, ya son cuestiones del Estado de Coahuila, pero para la Iglesia el aborto sigue siendo un pecado grave, porque se está atentando contra la vida de un ser humano", manifestó.

Incluso comentó que hace unos días el Papa Francisco externó que "el don de la vida es un don de Dios que se debe de respetar y cuidar".

Por todo lo anterior, insistió que la Diócesis rechaza categóricamente la iniciativa de la despenalización del aborto, pues apoya a la vida.

Llamó a la juventud, que se ha visto inmersa en embarazos no planificados, a no realizar esta práctica, pues el aborto conlleva otras consecuencias.

"El aborto trae muchas consecuencias, no solamente es quitarle la vida a un ser humano, aquella mujer que aborta pasa por situaciones muy difíciles, sociales, económica, espirituales, se habla a veces de estados depresivos, de estados suicidas, entonces también la Iglesia atiende a esas mujeres", apuntó López Solís.