Abandono golpea económicamente a zona metropolitana, según el Implanc

Mientras en Monterrey el centro tiene el promedio 37 habitantes por hectárea, ciudades europeas como País o Londres llegan a tener hasta 350 viviendas habitadas.
Gabriel Todd Alanís.
Gabriel Todd Alanís. (Roberto Alanís)

Monterey

La densificación de viviendas habitadas en el centro no sólo mejoraría la imagen urbana sino le reduciría el costo a la ciudad, según el Implanc.

La caída de la densidad de población, que de 80 por ciento en los últimos 40 años, provocó un impacto económico en la zona metropolitana, lo cual necesita ser revertido, explicó Gabriel Todd, titular del organismo municipal.

“Tenemos ahorita una densidad, por ejemplo, en la zona de la Alameda o Purísima, que anda en 29 viviendas por hectárea, teníamos ciento y pico en los años setenta, o sea se nos ha caído cinco veces.

“Primero que nada (estamos buscando) recuperar el promedio que teníamos en los años setenta, sin embargo, si te vas tú a países avanzados, de más escala humana como España, Francia o inclusive Colombia, empiezas a ver densidades del doble de lo que aquí había en los años setenta.

“Queremos incrementar la densidad a niveles simplemente que sean razonables para que la ciudad no cueste tanto”.

Mientras en Monterrey el centro tiene el promedio 37 habitantes por hectárea, ciudades europeas como País o Londres llegan a tener hasta 350 viviendas habitadas.

Según estudios de empresas privadas, en 12 años, para el 2025, se necesitará unas 460 mil viviendas y deberá generar un millón 250 mil empleos nuevos en la zona metropolitana.

Por esta razón, debe planearse el crecimiento habitacional que podría generar plusvalía, explicó.

“Para hacer frente a sus necesidades, Monterrey debe propiciar la creación de un millón 250 mil nuevos empleos y 90 mil empresas al 2025”, dice un informe con el que trabaja el instituto.

Entre las estrategias que se tienen, está combatir el abandono, tanto público como privado, de terrenos e inmuebles, así también, la construcción de desarrollos habitacionales verticales que vayan conforme a las calles en donde se encuentran.