Rescatan a bebita de contenedor de basura

Vecinos de la colonia Ampliación Occidental en el municipio de Frontera escucharon el llanto. Fue llevada a la Clínica 7 del IMSS, donde se encuentra estable y será entregada al Pronnif.
Vecinos que rescataron a la bebé.
Vecinos que rescataron a la bebé. (Agencia Infonor)

Frontera, Coahuila

De no haber sido auxiliada pronto como sucedió, una recién nacida abandonada en un contenedor en la colonia Ampliación Occidental, hubiera muerto entre 10 a 12 horas, debido a las bajas temperaturas registradas.

Max Elguézabal, director médico de la Clínica 7 del IMSS, informó que la bebé, después de pasar la noche del jueves y viernes en el hospital, se encuentra estable, con un peso de tres kilos 200 gramos, por lo que fue sacada de la incubadora y puesta en una cuna de calor.

Permanecerá ahí hasta hacer el trámite de entrega a las autoridades de la Procuraduría para los Niños, las Niñas y la Familia (Pronnif).

"Todavía traía el líquido ambiótico, la placenta y el cordón umbilical, estaba una torre de basura arriba y estaba encueradita", relata una vecina.

La noche del jueves alrededor de las 19:00 horas, Protección Civil de Monclova recibió un reporte de que una recién nacida había sido abandonada en un contenedor de basura y recogida por vecinos de la colonia Ampliación Occidental en el municipio de Frontera.

Jenifer López, joven en noveno mes del embarazo, fue quien tomó a la bebé en sus brazos rescatándola del contenedor, el cual se ubica a unos 400 metros de su casa en un lote baldío, ayudada por su madre, María Berlanga y su hermano menor, Brandon Jahir.

"Un vecino que pasó en una bicicleta nos avisó que era un bebé que lloraba en el contenedor, fuimos y vimos que tenía unas bolsas de plástico, como que para que nadie se diera cuenta, eran muchas bolsas en la cabeza, estaba en un impermeable amarillo todo sucio, todavía traía el líquido ambiótico, la placenta y el cordón umbilical, estaba una torre de basura arriba (dentro del contenedor), y así como estaba encueradita, la tapé con el sueter y le limpié la boca, la trajimos a la casa, la arropé y dejó de llorar", narró López Berlanga.

La Procuraduría General de Justicia del Estado inició una averiguación para dar con los responsables de haber tirado a la bebé en el contenedor de basura, por lo que interrogaban a los vecinos del sector sobre lo que vieron en el lugar que tiene escasas viviendas y áreas desoladas.