Abandonan inmueble para Macro Plaza

El gobierno de Zapopan lo adquirió con una inversión de 50 millones de pesos, pero aún falta la adquisición de dos establecimientos.

Guadalajara

Ante el abandono por parte del gobierno de Zapopan del centro comercial ubicado en los cruces de Hidalgo y Laureles y que fue adquirido para el proyecto de la Macro Plaza, la pinta de grafiti y vidrios rotos acompañan a los establecimientos.

“La verdad que ahorita está el centro comercial abandonado, la intención es demolerlo, inclusive, entonces no nos preocupa por el momento el vandalismo que pueda haber, claro, tenemos que cuidarlo y vigilarlo, pero ese edificio se va a echar abajo”, señaló el alcalde Héctor Robles Peiro.

El gobierno municipal lo adquirió con una inversión de 50 millones de pesos por la totalidad de los locales. Sin embargo, se retrasó por falta de recursos para la compra de dos establecimientos que ya se encuentran en compra venta. Solo esperan terminar la adquisición para comenzar el proceso de enajenación.

“En cuanto cerremos los dos últimos locales iniciaremos el proceso de enajenación a inversionistas privados y entonces iniciaremos la demolición (…) se compra a 50 millones de pesos y se vende a inversionistas, que tendrán que estar condicionados a un proyecto del municipio, encargados de ejecutarla y con ese dinero se realizará infraestructura”, indicó el primer edil.

Robles Peiro explicó que el proceso de demolición se realizará después del 12 de octubre, día de la Romería de la Virgen de Zapopan, inclusive a principios del 2015.

El proyecto contempla la construcción de un hotel tipo boutique, cafeterías y una librería. Además, se perfila la adquisición de los edificios ubicados en la plaza de Los Caudillos, que tienen un costo de 90 millones de pesos, pero no se contempla su compra en esta Administración.