AIT estrena camiones de bomberos

Para adquirirlos, “estamos en un mecanismo de arrendamiento donde invertimos cerca de  15 millones de pesos por cada camión”,
Gabriel Betancourt Garciamoreno
Gabriel Betancourt Garciamoreno (Enrique Hernández)

Toluca

El Aeropuerto Internacional de Toluca estrenó en febrero dos camiones de bomberos (Striker) que son lo más avanzado en este tipo de unidades y en los que invirtieron 30 millones de pesos, informó el director general Gabriel Betancourt Garciamoreno.

Para adquirirlos, "estamos en un mecanismo de arrendamiento donde invertimos cerca de 15 millones de pesos por cada camión", debido a que cuenta con una modernidad "extraordinaria para el centro de rescate y nos pone a la vanguardia" para garantizar que las medidas de seguridad sean eficientes.

Entre los beneficios con los que cuentan las unidades se encuentra una lanceta que puede penetrar los aviones para inyectar espuma, una capacidad de descarga más eficiente y superior a otro tipo de camiones de este tipo.

Señaló que en otras terminales aéreas pudieran tener modelos similares, pero no como los que adquirieron que son los últimos que salieron y que además llegaron oportunamente cuando vino el presidente de Estados Unidos a Toluca, Barack Obama, el 19 de febrero pasado, "pero ya los habíamos encargado antes".

Por otra parte refirió que existe un incremento de alrededor del 17 por ciento de vuelos por Semana Santa y de Pascua, pues hasta el momento tienen 57 vuelos extras de la aerolínea Interjet, mientras que por todo este periodo vacacional habrá alrededor de 90 vuelos en total, que representan 7 mil pasajeros, mientras que al año trasladan a un promedio de 1 millón 100 mil de personas.

El número de vuelos tanto de entrada como salida son similares, indicó, entre los lugares a los que más sale la población es a las playas de Cancún, Puerto Vallarta, Acapulco entre otras, mientras que provienen personas de destinos como Monterrey y Guadalajara.

Respecto a la seguridad que existe en la terminal aérea, refirió que acreditan las normas en ese tema, así como lo hicieron por la llegada de Barack Obama hace alrededor de dos meses, pues dijo al menos no tuvieron que incrementar el número de elementos de seguridad del Aeropuerto. "En todas las revisiones que nos hicieron cumplimos con las especificaciones más estrictas para la visita del presidente tal como para cualquier pasajero".