Divisionismo estanca a la gimnasia en La Laguna

Hrabry Konstantinov Kuiumdjiev, entrenador búlgaro del AGOT, con 25 años de trayectoria en la región, advirtió un crecimiento notable en la calidad de los atletas mexicanos.
Aunque el nivel competitivo de la gimnasia ha crecido notablemente en las últimas 2 décadas, su desarrollo está truncado.
Aunque el nivel competitivo de la gimnasia ha crecido notablemente en las últimas 2 décadas, su desarrollo está truncado. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Aunque el nivel competitivo de la gimnasia ha crecido notablemente en las últimas 2 décadas, su desarrollo a la par de las potencias estatales que existen en el país está truncado.

Esto debido principalmente al divisionismo que existe entre los gimnasios locales y la falta de una autoridad competente, para regir adecuadamente a las escuelas que existen en toda la entidad.

La gimnasia como nivel técnico y como volumen de alumnos que lo practican en niños y niñas, jóvenes e incluso bebés, es 20 veces más desde hace 25 años.

Hablando específicamente de Torreón, existen hoy en día talentos importantes y en los últimos años han surgido gimnastas que han destacado a nivel internacional, tanto así que han conseguido medallas doradas en justas como la Olimpiada Nacional, que es la principal vitrina en la que se exhiben los talentos de todo el país.

Para conocer más a fondo sobre lo que acontece en la gimnasia de la región, el entrenador búlgaro de la Academia de Gimnasia Olímpica de Torreón, Hrabry Konstantinov Kuiumdjiev, expuso lo que acontece detrás de escena.

Los factores que influyen directamente en el comportamiento de una disciplina que está consolidada en México.

¿Cuál es la actualidad de la gimnasia en La Laguna?

La gimnasia como nivel técnico y como volumen de alumnos que lo practican en niños y niñas, jóvenes e incluso bebés, es 20 veces más desde hace 25 años que llegué a Torreón en 1991.

Técnicamente es absolutamente diferente, puedo decir que cuando llegué tenía una niña que hacía mortal con un giro al piso, 8 meses después vino mi hija que era gimnasta en Bulgaria y en ese momento, el nivel búlgaro era muy superior al de México, cosa que en la actualidad es al revés.

¿Cómo fueron esos inicios?

Comencé a trabajar en ESGILA, mi hija Rumi hizo mortal sobre viga y fue un asombro para todas las mamás de las alumnas, algo increíble.

En realidad también mejoraron los aparatos, en 1991 no teníamos una viga de un nivel actual, no teníamos barra fija, no se podían hacer ciertos ejercicios, eran modelos viejos y era complicado hacer mortales.


Todo eso cambió, en la actualidad tenemos muy buen nivel en escuelas de Gómez Palacio, en Saltillo, en Lerdo, pero de todo el Estado y La Laguna, es Torreón la ciudad que sobresale.

En 1992 yo tenía el sueño de participar en el Festival Olímpico, que era la máxima competencia nacional antes de surgir la Olimpiada y lo conseguimos.

También fuimos a un campeonato panamericano. Pienso que contribuí para elevar el nivel de la gimnasia, pero se nos cumplió esa expectativa, ya tenemos actualmente dos medallas de panamericano en nuestro gimnasio con Astrid Allegre.

Hay varias campeonas de Olimpiada Nacional, son 19 medallas en esa justa, tuvimos a una competidora, que ahora es madre de una de nuestras alumnas, Sofía Berlanga, quien ganó 5 medallas.

También ganó una competencia nacional representando a México, superó a 15 países, donde había rumanas, rusas, mexicanas. Fue premiada por el presidente de Guatemala con mil dólares además de la copa.

En la actualidad tenemos niñas de nivel 9, siendo el nivel 10 el más alto, de nivel 8, 7, 6 ya estamos peleando medallas para Torreón, con una labor de 3 gimnasios que están compitiendo a nivel nacional.

En otros lugares del país el nivel también subió notablemente, ya tenemos competidores como Elsa García, Daniel Corral, que son de primer nivel mundial.

Si ambos representaran a Estados Unidos obtendrían medallas fácilmente en Juegos Olímpicos, están absolutamente igual que los mejores.

A mi llegada a Torreón tenía 41 niñas y 5 niños de diferentes edades practicando la gimnasia, actualmente tenemos ESGILA I y II, Academia Mayrán, Gimnástico, Venco, AGOT, EFFORT, CAR, en Lerdo, todos producen talentos.

¿Qué tanto ha avanzado la gimnasia?

A nivel mundial hace algunos años sólo sobresalía Rusia, Alemania, Bulgaria, Hungría, algo de Francia, algo de Italia e Inglaterra, y hoy día ya se habla de Holanda, de Brasil, Venezuela, Colombia, México y Estados Unidos.

Estados Unidos tiene más posibilidad de escoger talentos, de nivel de preparación y competencia, de gimnasios, pero México tiene un enorme potencial para este deporte.

Es un país no sólo de un deporte, el mexicano es de estatura adecuada para gimnasia, para clavados, futbol, para muchos otros donde no se necesita tener una gran corpulenca, tiene variedad, por eso se subió enormemente.

En Estados Unidos se desarrolló mucho la gimnasia porque se invirtió mucho en infraestructura, hay gimnasios cada dos o tres kilómetros a la redonda, aquí tenemos gimnasios de 80 personas y allá son de 3 mil.

Recién llegamos de competir en Houston con 3 mil 500 competidores de ambas ramas en un enorme escenario, competencia todo el día y la mentalidad es diferente.

Hay mucha organización, los padres de familia participan en limpieza, ya que además de pagar la colegiatura brindan horas de servicio a su gimnasio. Tienen un corazón diferente al de búlgaros y mexicanos, eso los ha llevado a tener éxito.

¿Y en el país?

En México las ciudades que sobresalen en gimnasia son pocas, como Torreón, México, Monterrey, Guadalajara, estos 2 últimos contrataron a entrenadores rusos y chinos.

Los institutos del deporte han invertido bastante y los resultados están a la vista, no sólo en gimnasia, sino en muchos otros deportes. Construyeron centros de alto rendimiento.

Mi idea cuando estuve en ESGILA, tenía YMCA poco tiempo, había un nivel bajo y propuse que en lugar de que fueran los padres de familia quienes pagaran mi sueldo o los dueños de gimnasia, el municipio se encargara de una sede para entrenar a todos los gimnastas, un centro especializado para talentos.


¿Cuál es el principal problema que enfrentan?

El problema general es que legítimamente no tenemos una asociación de gimnasia. Existe un presidente de asociación Estatal, pero su presidente no convoca a juntas.

Lleva 16 años en el cargo y como es de Saltillo allá juega y trabaja con el INEDEC y está todo centralizado a su conveniencia.

Ahí parte todo y nosotros estamos en un buen nivel, pero no podemos decir que estamos igual que Nuevo León, un Estado que tiene de 25 a 30 gimnasios.

Cuando nos vamos a un selectivo regional o una olimpiada, los entrenadores de Nuevo León son unidos, se cuidan unos a otros y nosotros somos pocos y unos a otros nos odiamos. Ellos se conocen entre sí y nosotros no.

Otro problema es que entre gimnasios existe la llamada piratería, es decir, que se llevan a atletas ya formados de otras escuelas. En AGOT, en 20 años no hemos tenido niña alguna pirateada.

No podemos mejorar el nivel por no tener un selectivo Estatal normal, no hay competencia eliminatoria.

Se hacen cosas chuecas, califican a niñas aunque no hayan competido, porque alegan que se lastimó y situaciones por el estilo.

Aquí tenemos gente que hace competencia en el mismo equipo, son cosas chuecas, nos han tratado de perjudicar, además no hay colaboración ni confianza entre entrenadores, todo es envidia, no aprendemos de lo que hacen otros Estados que están en mejor nivel que nosotros.

La piratería

Es un problema que ha afectado a los gimnasios por la falta de acuerdos firmes o falta de cumplimiento con los que se tienen.

Me han quitado 30 niñas y cuando alguna de mis alumnas se quiere ir a otro no le pongo trabas, yo firmo cuando quieren salirse a otros gimnasios, no me gusta tener esclavos, pero otros no actúan así, hacen trampa.

Algunos papás firman un papel como una beca-préstamo y si en determinado momento quieren cambiarse de gimnasio, les requieren cubrir cierta cantidad de dinero como indemnización, se ponen trabas, no hay acuerdos, no se hacen competencias limpias.

¿Hay colaboración?

En la YMCA participamos en la instalación del área de gimnasia, lo mismo en el CAR de Gómez Palacio.

No hay que tener miedo a que haya muchos gimnasios, aunque aquí la gente es muy novedosa, tan pronto abren uno nuevo y ahí van de inmediato, pero eso sólo dura poco tiempo, se acaba la novedad y luego, incluso, se llega a cerrar el gimnasio.

Si se practica con más gimnasios y con más competidores, este deporte crecerá más y mejor.

¿El divisionismo estanca a la gimnasia?

Definitivamente, pero no sólo eso, también la falta de planeación y el desarrollo de proyectos a largo plazo.

Un ejemplo es cuando gimnasios traen entrenadores extranjeros, pero de nada sirve que sea sólo por 6 meses o un año, esto requiere de continuidad.

Yo entrenaba junto con un español del equipo de basquetbol Algodoneros, todo se hundió por mentiras, lo mismo cuando vinieron buenos jugadores, el primer mes les pagan, el segundo y tercero no les pagan y no les arreglan papeles en Migración.


Es humo el que se vende, una gimnasta inicia a los 6 años y a los 17 se consolida, son 10 años de trabajo para llevar al deportista a su punto máximo, un deporte se hace con especialistas.

Es un trabajo meticuloso, no hay otro deporte donde un entrenador esté tan cerca del atleta, preparándolo prácticamente de la mano, se debe tener paciencia.

¿Cuál es el futuro de la gimnasia en La Laguna?

Tenemos un problema, nosotros no tenemos presidente, no estamos informados como se debe, nuestra técnica no es con capacidad, no hay actualización, México funciona con presión y con favoritismo.

Es un trabajo meticuloso, no hay otro deporte donde un entrenador esté tan cerca del atleta, preparándolo prácticamente de la mano, se debe tener paciencia.

La Federación Mexicana, si tiene competencia internacional, le habla a Nuevo León, Baja California y a Guadalajara, por un milagro nos pueden llamar a una niña de nosotros, como ocurrió en su momento con Sofía Berlanga y Astrid Allegre, ambas campeonas de olimpiada.

Definitivamente hay talentos, pero debemos luchar contra muchas adversidades para lograr consolidarlos y no se diga de la disciplina, porque se requiere mucha para crecer como lo hacen las potencias.