Más que madre, soy su amiga: María Cristina Román

Ella es la madre de Héctor Vela, secretario de Educación en Durango. Recuerda que desde muy pequeño dio muestras de ser líder, con la disciplina inculcada, ha logrado estar en la función pública.
María Cristina Román de Vela es la mamá de Héctor Vela, secretario de Educación de Durango.
María Cristina Román de Vela es la mamá de Héctor Vela, secretario de Educación de Durango. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, María Cristina Román de Vela, habla sobre cómo formó junto a su marido al actual Secretario de Educación en la entidad, Héctor Vela Valenzuela, quien se ha desempeñado en diversas actividades de la función pública.

Román de Vela habló que antes de tomar cada cargo, se dedica a estudiar sobre el asunto del que trata, pues se les inculcó la disciplina como un valor.

Aunque reconoció que la parte dulce y conciliadora fue la suya, pues que su marido fue rígido en su momento, pero sin dejar de ser cariñoso con sus 8 hijos.

María Cristina Román de Vela señaló que uno de los temas que marcaron a Héctor Vela, fue la muerte de dos hermanos en el vientre.

"Les inculcamos muchos valores ante todo y mucha responsabilidad".

Otro de los puntos mencionados por la entrevistada, fue en el sentido que mantiene una relación de amistad y los temas que consideran los hijos necesitan asesoría, regresan al hogar.

"Siento que somos amigos y me da mucho gusto. Me tienen confianza para todo. Y como que no me tratan como mamá, con mucho respeto pero como una amiga".

Comentó que desde muy pequeño, Héctor Vela, dio muestras de ser líder y con la disciplina inculcada en el hogar, ha logrado mantenerse en la función pública, legislativa y educativa con resultados.

"Este niño destacó siempre desde el colegio. A veces los desbancaban y lo volvía a retomar".

Recordó que desde que estaba en el Tecnológico se definió su liderazgo y al egresar, en materia educativa se mantuvo en proyectos en diversos puntos del país.

“Recién salió de su carrera quiso hacer su maestría en México y se fue y al rato ya era presidente del Instituto México-Alemán y luego lo mandaron a Cuernavaca, Puebla. Pienso que le veían actitudes”.

Señaló que uno de los temas que marcaron a Héctor Vela, fue la muerte de dos hermanos en el vientre.

"Héctor se quedó de rey, pero sin embargo nunca fue un niño consentido o chipil, como que nos concentramos en él para su educación. Era muy respetuoso, siempre que tenía reuniones con mis amigas era el único niño y llegaba con sus trajecitos, de corbata siempre y saludaba".

Finalmente dijo, que más que su madre, es su amiga, y ahora, sigue siendo una consejera, junto con su marido del secretario de Educación.