Laguneros comelones y cachondos

La inseguridad ya no es tan cruda como hace tres años, los restaurantes y la vida nocturna poco a poco se rehabilitan. Una buena cena y una sesión "amorosa" es como se prevé el festejo de muchos hoy.

Comarca Lagunera

La identidad de los laguneros ha creado una sociedad con signos bastante particulares, constituyendo uno de los primordiales: la alimentación.

En un sondeo entre personas de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo sobre ¿cómo festejarán el 14 de febrero?, la mayoría respondió: comiendo o cenando y luego con una sesión de pasiones desenfrenadas, evidenciando que el lagunero es cursi y tragón.

Desde los más jóvenes hasta los ya mayores, tienen presente esta fecha, aunque cabe señalar que son precisamente quienes están en rangos de los 30 o 40 y hacia abajo, donde la conmemoración está más arraigada.

En La Laguna, poco a poco se rehabilita la vida nocturna después de cinco años de violencia profunda donde los antros, restaurantes y demás negocios tuvieron que cerrar.

Moteles al tope

Algunos moteles aseguran que habrá habitaciones para este día, si se desea reservar hay que asegurar el pago. Otros no lo admiten, "¿qué oiga, sí se le llena?", se le pregunta a quien está detrás de la línea y sin dudarlo dice que sí, y que esta es la mejor fecha para ellos.

Las filas de vehículos son de varias cuadras, pero por supuesto esto rompe con el encanto de la pasión urgente y a los amantes furtivos a veces no les queda de otra que irse a otro lugar o de plano posponer la entrega pasional.

Las promociones en los "cinco letras", circulan desde finales de enero. Habitaciones preparadas con pétalos de rosa, extención del tiempo a 12 horas, una verdadera fiesta carnal, siempre y cuando el bolsillo lo permita. Se puede llegar a gastar hasta mil 500 pesos en un "festín motelero".

Restaurantes

Para el festejo de San Valentín, los restaurantes favoritos son los que venden mariscos. El lagunero es cervecero y sin dudas, hoy no faltará en las mesas de los comensales.

Muchos ya tienen reservaciones y casi llena la agenda, aunque procuran dejar algunos huequitos para poder atender a quienes decidan llegar de último momento.

La belleza es primero

Otro sector que cuenta con una excelente temporada para esta fecha es el de las estéticas.

Alfonso Hernández, propietario de uno asegura que el 14 de febrero, diciembre y el diez de mayo, son las mejores fechas para su negocio.

"Es muy importante la imagen de las personas y todos quieren lucir bien para el ser amado", indica.

El color de moda en los aparadores de las tiendas de ropa, adornados con corazones y con parafernalia amorosa, es el rojo. Algunas tiendas muestran descuentos.

Y desde el mercado hasta la boutique más sofisticada, dedican esfuerzos para acercar a sus clientes a comprar sus prendas, con las que se supone que se verán muy bien.

No hay amor sin flores

En las florerías también incrementan sus pedidos sobre todo de rosas rojas, evidentemente las más vendidas. Los costos varían dependiendo del lugar y del tamaño.

"No hay amor si no hay flores", dice la señora Mariana, del Mercado de Flores de Torreón, quien ya tiene listos los pedidos que van desde una sola rosa roja sola, con algo de follaje y de florecitas nube, por quince pesos.