También festejan a las mamás que están en el cielo

Este 10 de Mayo, el panteón de Oriente en la ciudad de Durango se vistió de color y fiesta, pues los capitalinos no se olvidaron de ir a visitar a las madres que ya no están en este mundo.
El panteón en la ciudad de Durango, se vistió de color y fiesta.
El panteón en la ciudad de Durango, se vistió de color y fiesta. (Silvia Ayala)

Durango

Uno de los días más importantes para cualquier ser humano, sin duda es el 10 de Mayo, Día de las Madres y por eso todos buscamos celebrarlo junto al ser que más amamos.

Y uno de los lugares más visitados en esta fecha tan especial, lamentablemente es el cementerio, donde cientos de personas se dan cita para recordar a ese ser que dio todo en vida y que aún en muerte, sigue presente.

De esta manera, el panteón de Oriente en la ciudad de Durango, se vistió de color y fiesta.

Desde temprana hora las familias capitalinas comenzaron a llegar a este lugar que lejos de parecer un camposanto, parecía un jardín lleno de flores, música y color, se oficio una misa para todas las madrecitas que ya descansan en este lugar.

A las afueras, la venta de flores iba desde los 30 pesos hacia arriba según el ramo y tipo de flor.

Los agentes viales se daban a la tarea de ayudar para agilizar el tráfico y cruce de peatones, afortunadamente todo trascurrió con tranquilidad.

Para esta ocasión, las autoridades municipales también participaron con el operativo de vigilancia y seguridad para que todos los que visitan el panteón, lo hagan con tranquilidad y en orden aunque cabe mencionar que nunca en una fecha como esta, se ha presentado alguna irregularidad.

Así, los capitalinos viven una parte de las fiestas por el día de las madres, aquellas que se han adelantado en el camino y hoy se encuentran en el cielo.