Ibero desarrolla coloquio sobre buenas prácticas docentes

Expertos promueven prácticas docentes en el proceso de enseñanza y aprendizaje de las ciencias básicas.

Puebla

El desarrollo profesional y la formación integral tanto de estudiantes como de docentes en temas de ciencias exactas es uno de los objetivos principales de la Universidad Iberoamericana Puebla. Bajo esa mirada, el Departamento de Ciencias e Ingenierías que encabeza Ramiro Bernal Cuevas organizó el Segundo Coloquio sobre buenas prácticas docentes en el proceso de enseñanza y aprendizaje de las ciencias básicas.
 
La inauguración y bienvenida corrió a cargo del director General Académico, Gonzalo Inguanzo Arteaga, quien en su mensaje recalcó la importancia de la innovación educativa y lo necesario que son los cambios constantes en las aulas para poder trascender y brindar la mejor educación a los alumnos.
 
“Como institución jesuita orientada a la formación integral de la comunidad universitaria buscamos que este tipo de actividades nos ayuden a fortalecer nuestro modelo educativo y ofrecer una educación de calidad a nuestros estudiantes”, afirmó el Director General Académico.
 
Por su parte, Bernal Cuevas, recalcó que la finalidad de este encuentro académico es brindar un espacio de reflexión y diálogo que contribuya a reducir las problemáticas pedagógicas y didácticas que se llegan a presentar en el aula.
 
Durante el desarrollo del coloquio, la especialista en educación, Gabriela López, presentó a los docentes ahí reunidos diferentes estructuras y herramientas para que estos logren que los alumnos desarrollen más habilidades en el salón de clases y den lo mejor en su profesión.
 
“Actualmente somos parte de un sistema educativo anacrónico, esto significa que las bases de la educación están arraigados a estigmas como: la educación masiva, contenidos unificados, memorización y mecanización, unificación de razonamiento, aulas biblioteca, trabajo individual, evaluaciones estandarizadas, estigmatización del error, entre otras”, puntualizó la educadora.
 
De igual forma, la experta aclaró que la educación anacrónica causa desconfianza al alumno, evitando que aprenda de sus errores y alejándolo de la posibilidad de desarrollarse plenamente tanto de manera individual como colectiva.
 


ARP