Recomiendan a policía municipal “encriptar” frecuencias de radio

En Tehuacán, el subsecretario de Seguridad Pública, José Tlachi Meneses recomendó el uso de frecuencias privadas para el cuerpo policiaco.
Cuando han detectado a personas portando radios de frecuencias especiales, son puestos a disposición de las autoridades.
Cuando han detectado a personas portando radios de frecuencias especiales, son puestos a disposición de las autoridades. (Agencia Enfoque)

Puebla

En Tehuacán, la policía estatal mantiene operativos en la entidad de forma coordinada con uniformados municipales, a quienes han recomendado el uso de frecuencias “encriptadas” o privadas para evitar que  las conversaciones sean escuchadas por los delincuentes, declaró el Subsecretario de Seguridad Pública, José Tlachi Meneses.

Cuando han detectado a personas portando radios de frecuencias especiales, son puestos a disposición de las autoridades para que proceda la sanción acorde a la ley, por tratarse de un delito en flagrancia, hecho que no es común pero se busca prevenir; en algunos casos han encontrado a quienes portan escáneres para detectar las frecuencias de los sitios donde van avanzando y con ello conocer las actividades de la policía.

Recordó que la policía estatal utiliza radios de frecuencias especiales que no pueden ser escuchados, a menos de que sean robados o extraviados por los elementos durante algún hecho o intervención, tiempo que sigue en funciones hasta que es reportado y entonces queda inhabilitado.

La capacitación policial es básica porque señala la manera de cómo realizar su trabajo y la Academia Estatal 5 de Mayo, lleva a cabo el trabajo coordinado con los presidente municipales, porque están abiertos a capacitar a todo policía municipal con el curso básico, que no tiene costo solo se da la manutención de los que se encuentran en el lugar porque pernoctan para continuar con su formación.

Con la capacitación buscan dar  fundamentos básicos para que los elementos hagan su labor principalmente apegados al nuevo sistema de justicia penal, hacer actividades tan comunes como la puesta a disposición ante las autoridades, sin violar los derechos humanos de las personas detenidas.

El problema principal que tenían es la puesta a disposición como primer respondiente, pero la capacitación constante ha sido el factor mediante el cual se ha  cubierto esta parte del procedimiento que deben aplicar, el contar con esta capacitación hace que  no haya errores durante ese proceso, de lo contrario  los imputados podrían  quedar en libertad por una mala detención, casos que se  han reducido drásticamente afirmó.


ARP