Itesm recibe premio por proyecto para combatir cáncer

La Asociación Mexicana de Gastroenterología, otorgó el primer lugar del “Premio Bernardo Sepúlveda” a investigadores del instituto.
Otorgan primer lugar a catedráticos del Itesm por su investigación.
Otorgan primer lugar a catedráticos del Itesm por su investigación. (Especial)

Puebla

Investigadores del Tecnológico de Monterrey, campus Puebla, recibieron el Premio Dr. Bernardo Sepúlveda, el cual es otorgado por la La Asociación Mexicana de Gastroenterología. Se trata de Clara Patricia Ríos Ibarra, Janet Gutiérrez Uribe, Delia Serna Guerrero, Sergio Serna Saldívar y Ana María Rivas Estilla.

La investigación lleva por nombre, “Inhibición de los biomarcadores oncológicos miR31 y miR92a en células de cáncer de colon RKO expuestas a kaempferol aislado de frijol negro”.

TE RECOMENDAMOS: Anuncian reto de robótica para jóvenes.

La premiación se llevó a cabo durante la Sesión Plenaria de la Semana Nacional de Gastroenterología, el pasado noviembre, en el Auditorio Reforma, afuera del Centro Expositor Puebla, donde los investigadores expusieron su trabajo, material, métodos, resultados y conclusiones.

La especialista Janet Gutiérrez Uribe, explicó que la investigación es con base en frijol negro, enfocada en la nutrigenómica, la cual busca estudiar de qué modo los nutrientes modifican o influyen en la expresión de los genes,  “el Tec tiene ya la patente de frijol negro para combatir el cáncer de colon, lo que se hizo fue también trabajar en buscar compuestos puros, enfocados particularmente en micro RNAs, que, si bien no son genes, pero son mecanismos que interfieren con la transcripción de los genes relacionados en particular con el cáncer de colon”, explicó.

Mencionó, que ya se ha tenido acercamiento con la industria farmacéutica para que a través de la oficina de transferencia tecnológica se pueda transferir la patente. Los investigadores cuentan ya con una empresa destinada a sacar los productos derivados del frijol negro, siendo que esta leguminosa tan importante de nuestra cultura, se pueden buscar procesos más avanzados para aprovechar todo desde las proteínas, almidón, fibra y en este caso también los fotoquímicos.

Gutiérrez explicó que, si se utiliza en combinación con otras terapias que ya han sido validadas en estudios clínicos para el cáncer de colón en específico, puede favorecer el tratamiento.  

 

ARP