Continúa la mala racha del Puebla, cae 1-0 ante Tigres

Los camoteros fueron maniatados por la solitaria anotación de Damián Álvarez, quien al minuto 81 sentenció el choque con el 1-0 a favor de los felinos
Damián Álvarez anotó el único gol de la victoria de Tigres sobre La Franja.
Damián Álvarez anotó el único gol de la victoria de Tigres sobre La Franja. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Así como desde hace casi siete años, la garra de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León impuso de nueva cuenta su ley en la cancha del estadio Cuauhtémoc, luego de que los dirigidos por Ricardo "El Tuca" Ferreti vencieron al Puebla de La Franja por la mínima de 1 gol a 0 la tarde de domingo en el festejo de la Jornada 11 del Clausura 2014.

Cotejo en el que los blanquiazules se mostraron con otra cara luego de que la directiva resolvió parte de los adeudos que con los jugadores tenía, sin embargo los ajustes en la estrategia de Rubén Omar Romano en el complemento, abrió camino para que los norteños hicieran de las suyas, respaldados en la calidad de Damián Álvarez.

Un primer tiempo en el que desde los minutos iniciales la escuadra bengalí mostró sus intenciones con arribos de Hernán Burbano, que cerca se quedó, luego de que se le decretó el fuera de lugar, acción que instantes después fue respondida mediante el capitán angelopolitano, Luis Miguel Noriega, que a servicio al área de Carlos Sánchez, conectó el esférico para enviarlo por un costado, cuando corría el 8 en el reloj.

Situación que tuvo réplicas con otros arribos por cortesía de Alan Zamora y Matías Alustiza, que en par de ocasiones la tuvo, pero en su afán de conectar de primera impresión, terminó por mandar la de gajos muy lejos de la zona tejida, para poco a poco cederle la iniciativa a los de la UANL.

Poco antes de la primera media hora, al 28, Tigres a nada estuvo de horadar la cabaña defendida por Jorge Villalpando, que respiró profundo, luego de que el remate de cabeza de Danilo Verón se fue apenas por encima, cuando dichos elementos habían quedado en un claro mano a mano que el ariete felino desperdició.

Situación que motivó al talento del cuadro regiomontano, pues fue cuando Lucas Lobos decidió meterse al cotejo, que de no ser por la intervención del arquero local, habría festejado el tanto en honor de los suyos, no obstante, el ánimo no decayó y por el contrario los visitantes mantuvieron a la alza su intención de llevarse la honra.

Justo antes de la pausa obligada, La Franja tuvo una gran oportunidad mediante Matías Alustiza, que a velocidad se perfiló sobre los linderos del área, pero cuando estaba por sacar el disparo, chocó con Carlos Sánchez, para entonces decretar el 0 por 0 parcial que se extendió durante gran parte en el complemento.

Al volver al campo, poco que comentar salvo una serie de ajustes y cambios en ambos conjuntos, siendo Puebla el más afectado con la extracción del contención Alan Zamora, lo que dio mayores libertades a los regios, que con el transcurrir de los minutos generaron presión sobre el enemigo.

Sobre la recta final, la salida de Uriel Álvarez y el ingreso de Mario de Luna abrió camino a Damián Álvarez, que en sustitución, hizo de las suyas, luego de que el "Enano" se metió al área tras desborde por izquierda, desde donde definió como los grandes para entonces finiquitar la afrenta al 81 con el 1 por 0 final a favor de los Tigres.

Puebla se queda con diez puntos y con la misma distancia en lo porcentual sobre el Atlante, luego de que los Potros fueron goleados por Pumas en Ciudad Universitaria.