Vianey Ortega quiere despedirse de Olimpiada como campeona

En su último año como boxeadora amateur, la ganadora del bronce en el Nacional de Primera Fuerza, quiere conquistar el oro previo a sus planes futuros
La campeona estatal quiere dar el salto al ámbito profesional.
La campeona estatal quiere dar el salto al ámbito profesional. (Foto: Edgar González)

Puebla

Tras colgarse el bronce en el pasado Campeonato Nacional de Primera Fuerza, la boxeadora poblana, Vianey Ortega, dijo haber aprendido una dura lección en dicha justa con miras a su última participación en Olimpiada Nacional, evento en el que buscará despedirse en la cúspide, más si se confirma que Puebla sea sede de la contienda.

"Fue una experiencia un poco rara, la verdad, la primera pelea la ganamos, la segunda creíamos que la habíamos ganado, los jueces vieron otra cosa, lo cual aún no entendemos por qué fue, pero estamos contentos y satisfechos porque sabemos que entregamos todo arriba del ring. Es el último año que vamos a estar dentro de la Olimpiada porque la edad ya no nos lo va a permitir un año más, siendo la oportunidad de que Puebla sea sede, creo que hay que entrenar más".

Indicó que para lograr su cometido, deberá ir paso por paso, siendo el primero de ellos el selectivo estatal que en breve habrá de desarrollarse, donde confía establecer una buena base para de ahí emprender el camino hacia el regional a disputarse en Oaxaca, donde confía podrá llegar en óptimas condiciones.

"No podemos faltar, tenemos que seguir adelante, la siguiente semana ya es el selectivo estatal, los días pasan muy rápido y el regional ya está casi a la vuelta de la esquina. Es lo que esperamos, tanto el entrenador, como los delegados, el presidente siempre esperan que demos lo mejor de nosotros".

Destacó que si bien por el momento su mente sólo se enfoca al proceso selectivo, ella ya piensa en lo que será su futuro, donde tiene la ilusión de debutar como profesional, pues a pesar de la desigualdad marcada que existe, ella tiene toda la intención de incursionar y por ende triunfar.