Va Chivas Los Ángeles por su pase a octavos

En la ida, los del Rebaño Poblano igualaron a uno con los Estudiantes de Atlacomulco, por lo que ahora requieren de la victoria por cualquier marcador para avanzar.
El Rebaño sabe que no puede fallar y deberá aprovechar su estancia en casa.
El Rebaño sabe que no puede fallar y deberá aprovechar su estancia en casa. (Foto: Especial)

Puebla

Se juega la vuelta dentro de los dieciseisavos de final en la Tercera División Profesional, donde el cuadro poblano de Chivas Los Ángeles cerrará en casa en punto de las 15:00 horas ante la escuadra de los Estudiantes de Atlacomulco, con el único objetivo de conseguir la victoria, ello luego de empatar a uno en la ida, lo que deja la moneda en el aire para dichos conjuntos.

Compromiso antecedido por la igualada, en la que los rojiblancos fueron los causantes del saldo neutro, pues luego de que Uriel Rico había adelantado a favor de los angelopolitanos, fue Omar Zaragoza del chiverio quien con autogol decretó el 1 a 1 que obliga a los hoy locales a salir con todo desde el inicio.

A diferencia de la llave anterior, Chivas es ahora favorito para avanzar, lo que de ninguna manera debe generar un exceso de confianza el interior y de ahí que se anticipa un cotejo complicado de principio a fin, según lo señaló el zaguero del Rebaño, Héctor Olivares, que espera dar la campanada junto con sus coequiperos.

"Fue un partido muy bueno el que dimos en la ida, la verdad es que se fallaron algunas ocasiones y al final se dio el empate, sabemos que en casa será un partido muy diferente y estaremos en octavos, la clave será no confiarnos y jugar como allá en su cancha, queremos estar en octavos y lo vamos a lograr frente a nuestra afición, queremos darles un triunfo más en el torneo y ascender".

Luego de analizar y ver el video del encuentro, el técnico Luis Romero afinó los puntos que consideró pertinentes, donde para los suyos no hay lugar para el error ni las desconcentraciones, ya que un titubeo podría costarles caro en su afán de trascender, razón por la que la escuadra querrá finiquitar en el tiempo reglamentario para así eludir la prórroga y los disparos de tiro penal.