Triunfa Joselito Adame en la primera corrida de feria

El matador hidrocálido vino de atrás para reponerse de un primer mal toro y lucirse en el segundo de su lote, lo que le valió llevarse dos orejas a casa.

Puebla

Con par de apéndice en su segundo lote, el matador hidrocálido Joselito Adame salió en hombros de la Plaza de Toros "El Relicario Joselito Huerta", al celebrarse la primera corrida de feria, en la que David Silveti se marchó con una oreja, mientras que Arturo Saldívar se fue con las manos vacías pero con vuelta al ruedo.

Ante "Querido" (No. 624, 532 kilos), Adame inició con tanda de verónicas para llevarlo a los medios, que ya con capote deleitó al respetable con chicuelinas bien rematadas con reboleras, para así seguir con muletazos por alto y trincherazos, además de molinetes que levantaron al respetable de sus asientos, rematando con una estocada trasera, ligeramente tendida pero que tuvo efectos letales, ganándose así el par de orejas.

En su primer burel, Joselito Adame no tuvo fortuna pues su enemigo de nombre "Pionero", careció de trapío y lo obligó a matar prácticamente de inmediato, recibiendo un aviso ya que acabó con el burel hasta el cuarto descabello.

Por su parte, David Silveti, que se presentó por vez primera en Puebla, se llevó las palmas y una oreja con "Don Pepe", el tercero de la noche, que fue sustituto de su toro original, "Mi Cielo", que al quebrarse la pata trasera derecha, obligó al cambio que favoreció al originario de Irapuato, quien no desaprovechó y se llevó un premio ante la exigencia del público.

En su segundo, la suerte le sonrió, pero a pesar de realizar una buena faena, Silveti erró con el acero, lo que le valió recibir apenas aplausos.

Finalmente, Arturo Saldívar en su primer toro salió con ovación al tercio al equivocarse al matar, lo que en el segundo, quinto del cartel, repitió, donde aun cuando lució con el capote y la muleta, la fortuna con la espada no fue la misma y de ahí que sólo se marchó con vuelta al ruedo a petición de la afición que hizo una buena entrada superior a los tres cuartos del coso.