Puebla se mete al infierno para enfrentarse al Toluca

El campo del "Nemesio Diez" es una de las canchas que más se le dificulta a La Franja, pues no saca un buen resultado desde la liguilla del Torneo Invierno 1996
Los Camoteros se preparan para el duelo contra Toluca.
Los Camoteros se preparan para el duelo contra los Diablos Rojos. (Foto: Especial)

Puebla

Una auténtica prueba de fuego es la que este viernes tendrá lugar para el Puebla de La Franja en la cancha del estadio "Nemesio Diez", donde los Diablos Rojos del Toluca serán los anfitriones de los Camoteros, que llegan con toda la intención de dar la sorpresa en el inicio de la Jornada 10 del Clausura 2014, a disputarse a partir de las 20:30 horas en territorio mexiquense.

Cotejo al que los pupilos de Rubén Omar Romano se presentan luego de conseguir su primera victoria en el Cuauhtémoc, la segunda apenas del certamen, sobre los Gallos Blancos, que fueron desplumados con el tanto en solitario del norteamericano, DaMarcus Beasley, lo que sirvió a los angelopolitanos en su afán de mantener la distancia en la quema porcentual con los Potros de Hierro del Atlante.

Enfrente, los blanquiazules tendrán a un rival al que históricamente les ha costado mucho vencer desde la instauración de los torneos cortos, donde se recuerdan goleadas de antología en tierras choriceras, que no han visto caer a los rojos a manos de los poblanos desde el Torneo Invierno 1996, cuando en la fase de cuartos de final, los angelopolitanos lograron la honra por 2 a 1.

A esta afrenta, los dirigidos por el "Diablo Mayor", José Saturnino Cardozo, se presentan luego de caer en su visita al súper líder de la competencia, la Máquina Celeste del Cruz Azul, que con la diana de Cristian "El Chaco" Giménez, frenaron el buen paso de los escarlatas, que ven en La Franja a la víctima ideal para recuperar la senda del bien.

Otro dato que le juega en contra a los del Puebla, es la racha invicta que los mexiquenses poseen en su patio, donde en la actual campaña, han sumado tres victorias por apenas un empate, lo que complica aún más la afrenta a los de blanco y azul, que por si fuera poco, llegarán con tres bajas importantes.

Una de esas ausencias, es la que la plantilla presenta en el eje de ataque por la lesión del goleador argentino, Matías Alustiza, a quien se suma la expulsión del mediocampista, Alan Zamora, así como la lastimadura en el hombro de Carlos Guzmán que le hará perderse de varios cotejos.

El antecedente más reciente, es el que se remonta a la temporada de Apertura 2013, cuando en la cancha del Cuauhtémoc, Puebla y Toluca pactaron el reparto de puntos con un empate a uno, lo que a estas alturas sería un buen marcador para los de La Franja, que deberán demostrar que no son una "presa fácil" como muchos los han catalogado previo a esta afrenta.