Puebla deja escapar el empate de último minuto

En la compensación del cotejo, un error en la parte de atrás fue bien aprovechado por Enrique Pérez que sentenció el 1-0 a favor de Monarcas
Una vez más, La Franja cayó en la recta final.
Una vez más, La Franja cayó en la recta final. (Foto: Especial)

Puebla

Una vez más, en la compensación del encuentro, el resultado se le fue de las manos al Puebla de La Franja, que con una dolorosa derrota al son de 1 por 0 a manos de los Monarcas Morelia, dijeron adiós al Apertura 2013, donde los blanquiazules no fueron capaces de establecer una mayor ventaja en renglón porcentual sobre los Potros de Hierro del Atlante, que este sábado reciben en Quintana Roo a los Jaguares de Chiapas.

Resultado que los purépechas consiguieron sobre la marca del minuto 92 de tiempo corrido, luego de que un cobro en tiro libre por el sector de la derecha, no fue resuelto por la zaga poblana, que dejó el esférico a merced de Enrique Pérez, que con punterazo, mandó directo a la liguilla a los de Michoacán.

Duelo que se caracterizó por la poca imaginación que ambos cuadros mostraron en sus respectivas delanteras, lo que hizo pensar que el par de roscas habría de prevalecer, pero cuando se jugaba la reposición, de nuevo los poblanos perdieron la marca y abrieron la puerta para que el enemigo hiciera de las suyas.

Durante los primeros cuarenta y cinco minutos, las jugadas de peligro se contaron con los dedos de una sola mano, siendo los locales los que tuvieron las opciones más claras pero sin efecto alguno, donde la defensa visitante resolvió, aunado al trabajo hecho en la cabaña por el cancerbero, Jorge Villalpando.

Ya en el complemento, luego de media hora de bostezo en el que lo más relevante fueron los cambios hechos por cada estratega, finalmente los Monarcas comenzaron a animarse para entrar en un toma y daca con los de la Angelópolis, cuestión que derivó en la fase más emotiva de lo que fue el compromiso.

Morelia tuvo oportunidad de horadar la cabaña a través de Aldo Leao y el goleador, Héctor Mancilla, los que se lamentaron el haber dejado para mejor ocasión el incrementar su cuota personal, caso similar al del charrúa de La Franja, Carlos Sánchez, que contó con la más clara de frente al marco pero erró su disparo, así como Matías Alustiza que no estuvo atinado.

Justo cuando ya se perfilaba el reparto en puntos, una falta totalmente innecesaria, luego de haberse salvado en un par de jugadas previas, fue suficiente para que el Puebla cometiera el hierro que sentenció todo a favor de los Monarcas, que con la intervención del central, Enrique Pérez, logró su cometido de entrar a la fiesta grande, despidiendo así a los pupilos de Rubén Omar Romano con el traspié a cuestas.