Puebla enfrenta a Lobos en duelo de pretemporada

Iván Bella, lateral argentino, se adapta de a poco a las exigencias con los Camoteros, en espera de despuntar con La Franja
El sudamericano, Iván Bella, ya vistió en el pasado la casaca de Jaguares de Chiapas.
El sudamericano, Iván Bella, ya vistió en el pasado la casaca de Jaguares de Chiapas. (Foto: Especial)

Puebla

La Franja sostendrá su segundo cotejo de pretemporada este sábado en la cancha de Ciudad Universitaria en contra de los Lobos de la BUAP, en aduana a disputarse en punto de las 11:00 horas, donde los Camoteros pondrán a prueba a los refuerzos que para la próxima campaña defenderán la causa blanquiazul.

Uno de ellos es el lateral argentino, Iván Bella, que luego de realizar la pretemporada en playa y sostener sus primeros ensayos en territorio angelopolitano, se dijo mucho más adaptado al estilo de juego que plantea el estratega, Rubén Omar Romano, al que espera pronto llenarle el ojo para así quedarse con un sitio en el once titular.

"La verdad que me siento bien, estoy contento por integrarme a este plantel, así que hay que seguir trabajando de la misma manera. Uno siempre tiene que trabajar para ganarse un puesto, tranquilo y seguir trabajando así. Yo vine para sumar, hay que ver cómo se dan las cosas".

En esta su segunda experiencia en el balompié mexicano, el ex del Vélez Sarsfield confesó que esta será una revancha para él en lo deportivo, pues desea sacarse la espina de lo vivido con los Jaguares de Chiapas, donde casi no vio acción, por lo que confía que esta ocasión sea diferente.

"Sí es una revancha, porque yo ahí en Jaguares no tuve la oportunidad de jugar, así que me va a servir esto. Esa es una gran oportunidad, siempre alejarnos del descenso es bueno, entrar a la liguilla es un gran objetivo".

Indicó que el trabajo hecho hasta el momento le hace pensar que los resultados vendrán pronto para el conjunto desde su primera aduana del Clausura 2014, por lo que no hay más que entregarse en cada práctica, a sabiendas de que la organización a la que ahora defiende tiene su historia, pero también una deuda pendiente con su noble afición.