"Puebla en Imágenes", revela la transformación arquitectónica de la ciudad

Esta coedición de la BUAP y Ediciones del Lirio contiene 370 fotografías de las primeras décadas del siglo XX
Carlos Contreras Cruz, director del Programa Binacional para la Cultura y Sociedad en Puebla, de la BUAP
Carlos Contreras Cruz, director del Programa Binacional para la Cultura y Sociedad en Puebla, de la BUAP (Foto: Especial)

Puebla

Un total de 370 fotografías ilustran Puebla en imágenes. La ciudad en las primeras décadas del siglo XX, libro de reciente publicación, coedición BUAP-Ediciones del Lirio, que además de conmemorar 40 años de labor editorial de la Máxima Casa de Estudios en el estado, busca contribuir en una conciencia sobre la relevancia de preservar el patrimonio edificado de la capital del estado, a través de la imagen que pone al desnudo la transformación de la imagen urbana.A 18 años de la celebración de los 500 años de la fundación de la ciudad de Puebla, por muchos años la segunda más importante del país, Carlos Contreras Cruz, director del Programa Binacional para la Cultura y Sociedad en Puebla, de la BUAP, y quien junto con José Luis Olazo García, son los editores del libro, considera la importancia de establecer políticas públicas de preservación del patrimonio, para evitar la mutilación de nuestra riqueza arquitectónica, que motivó hace casi 26 años que la UNESCO la declarara patrimonio de la humanidad.

Puebla en imágenes. La ciudad en las primeras décadas del siglo XX es un libro lúdico, una edición de lujo en cuyas páginas se despliegan, una a una, 370 fotografías organizadas en 14 capítulos, que llevan al lector de lo general a lo particular: la panorámica de la Puebla de los años 30 y 40 del siglo XX, captadas por la empresa Aerofoto y parte de las más de 2 millones de fotografías que sobre el país conforman el acervo de la Fundación ICA; a lo particular, la calle, la fachada, los rostros urbanos, que proceden de distintas fuentes, entre éstas del Departamento de Información y Documentación de la Cultura Audiovisual y del Fondo de la Dirección de Fomento Editorial de la BUAP.

Capítulos especiales se dedican a edificios y espacios emblemáticos de la ciudad, como la Catedral, el Pasaje del Ayuntamiento, el Mercado La Victoria, el Zócalo, el antiguo Colegio del Estado, hoy edificio Carolino de la BUAP y los Portales. Así también, los paseos Bravo y San Francisco, las iglesias poblanas y los monumentos, entre otros.

A pie de foto se leen datos y curiosidades. Así, a través de sus páginas, el lector se entera que las torres de la Catedral tienen una altura de 73.93 metros y son consideradas como las más altas entre los templos religiosos del país. O bien, que en 1949 Babe White, conocido como "el hombre mosca", visitó Puebla y después de escalar por los muros exteriores de la Catedral, caminó por un alambre colocado entre las dos torres de este imponente edificio.

La temporalidad del volumen, los años 30 y 40 del siglo XX, corresponden a la de un inusitado crecimiento urbano: acuerdo con las cartografías históricas, de 1902 a 1911 los habitantes de la ciudad ocupaban entre 300 y 312 manzanas; y entre los años 1937 y 1947 aparecen ya bordeando el perímetro histórico 42 y 47 colonias. Justo en esos años, se lee en la presentación, "Enrique A. Cervantes publicó un excelente trabajo sobre la historia de la ciudad de Puebla, y veía con preocupación la inexistencia de una reglamentación y de una permanente vigilancia que pudieran 'conservar y mejorar el aspecto original de la ciudad y el estilo de sus peculiares edificios".

Además de conmemorar 40 años de labor editorial, con Puebla en imágenes. La ciudad en las primeras décadas del siglo XX, la BUAP hace un llamado a preservar nuestro legado histórico arquitectónico, a través de la imagen fotográfica que hace visible cómo era la capital poblana y cómo es hoy, tras décadas de transformación de su imagen urbana.

"Necesitamos, desde hoy, evitar que se siga mutilando y destruyendo la imagen urbana de la ciudad capital. Debemos preservar nuestro patrimonio, acondicionar y revitalizar el conjunto de casas que hoy se encuentran en condiciones precarias. Es imperante que el gobierno estatal, las universidades, los colegios de arquitectos e ingenieros, en suma todos los actores sociales, generen una política de preservación del patrimonio edificado de la ciudad de Puebla, pues necesitamos llegar a los 500 años de su fundación con un alto nivel de vida", subrayó Contreras Cruz.

El libro Puebla en imágenes. La ciudad en las primeras décadas del siglo XX se puede adquirir en las librerías universitarias de la BUAP, en el Complejo Cultural Universitario y Centro Histórico.