Puebla FC da vuelta a la página y piensa en Cruz Azul

Para el delantero de los Camoteros, Saúl Villalobos, el equipo no debe bajar los brazos y jugar cada encuentro como si fuera una final
El conjunto sabe que debe pronto componer el camino para evitar la quema porcentual.
El conjunto sabe que debe pronto componer el camino para evitar la quema porcentual. (Foto: Especial)

Puebla

Luego de la derrota a manos del Guadalajara, el Puebla no se da tiempo para lamentos, pero sí para pronto corregir todo aquello que les ha impedido sumar de a tres en el presente certamen, razón por la que la escuadra retomó sus trabajos con la intención de prever lo relacionado a su próxima afrenta en casa de la Máquina Celeste del Cruz Azul.

Para lograr su cometido, el cuerpo técnico que encabeza, Rubén Omar Romano, decidió cerrar de nueva cuenta las puertas con la intención de analizar a detalle lo sucedido en la aduana en contra del rebaño sagrado, lo que dejó mucha insatisfacción al grupo, tal como en su momento lo declaró el juvenil delantero, Saúl Villalobos.

"La verdad que el equipo no pudo concretar las que tuvimos, el equipo está trabajando bien y día a día hay una mejoría en cada partido, pero a nosotros lo que nos falta es que regalamos siempre los primeros tiempos, y no sé, habrá que seguir trabajando".

El atacante que debutó esta temporada con los colores de La Franja procedente de los Rojinegros del Atlas, se dijo agradecido en el renglón personal por la oportunidad que se le brinda de jugar, tanto en Liga como en Copa, de ahí que sabe que deberá trabajar con mayor ahínco, aun cuando la encomienda en el terreno de juego sea un tanto distinta a lo que habitualmente está acostumbrado.

"(Romano) Me pone en una posición que no la desconozco, con él la trabajé en Atlas, a mí donde me ponga yo le voy a dar el 100 por ciento, ahora que me pone en otra posición, que no es mi posición normal, hay que cumplir".

Destacó que hoy lo que les resta es poner buena cara y mantener su mentalidad de buscar la victoria en cada cotejo, más porque el tema porcentual es cada vez más apremiante, lo que deberá dejar de ser una presión en la medida de que lo que no salió bien, se perfeccione hasta lograr dominarlo.

"El equipo tuvo varias oportunidades claras y tiene que seguir así, con la mentalidad de que cada partido es una final, ahora no se concretaron las que tuvimos, pero lo único que nos queda es seguir trabajando", finalizó.