Podrían clausurar 60% de casas de empeño y compraventa de oro

Darán a los empresarios unos días para conectar su sistema de videovigilancia a la Secretaría de Seguridad e instalar software
Archivo Milenio
(Ana María Arroyo)

Puebla

De 250 casas de empeño y compraventa de oro que operan en la ciudad, un 60 por ciento podrían clausurarse por diversas faltas al Código Reglamentario Municipal (Coremun), como no presentar factura de las prendas, carecer de una bitácora de los compradores o no contar con carta de antecedentes no penales de los empleados.

Una vez que entró en vigor el reglamento para regular casas de empeño y de compraventa de oro, personal de la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial, mantendrá los operativos correspondientes para verificar que se cumpla con lo establecido, señaló el titular del área, Luis Mora Velasco.

En entrevista, comentó que dio un periodo de gracia para que los propietarios cumplan con la normativa, como el sistema de videovigilancia conectado a la Secretaría de Seguridad Pública del municipio o la instalación de un software especializado para el control de datos.

Dijo que en los últimos cuatro meses se han clausurado más de once establecimientos en la capital, además que existen negocios improvisados que carecen del respaldo de una firma comercial de prestigio, como cadenas de franquicias.

En entrevista, el funcionario recordó que ante la proliferación de este tipo de negocios en la ciudad, el Cabildo modificó algunos puntos del Coremun para poner orden estos establecimientos y regularizarlos.

Mencionó que los negocios que a la fecha recibieron algún apercibimiento tiene un plazo de 15 días para responder a la norma.

Mora Velasco refirió que durante el operativo que se realizó el 9 de octubre, la Procuraduría General de Justicia (PGJ), en coordinación con el ayuntamiento de Puebla, se clausuraron cinco casas de empeño, ya que los propietarios no comprobaron facturas de los objetos en prenda y nombres de los pignorantes.