Poblanos consumen medio litro de refresco al día

Son 50 gramos de azúcar que equivalen a 200 kilocalorías
Persona que consume refresco.
Persona que consume refresco. (Ana María Arroyo)

Puebla

En Puebla, la población consume, en promedio, medio litro de refresco al día, es decir, alrededor de 50 gramos de azúcar equivalentes a 200 kilocalorías. Al año, el consumo por persona alcanza los 163 litros.

Si por cada medio litro, un poblano destina seis pesos, al año, gasta más de mil 950 pesos por consumo de refresco. Una familia promedio de cinco miembros destina cerca de 10 mil pesos al año en consumo de las bebidas carbonatadas.

Al respecto, la investigadora de la Escuela de Nutrición de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Lourdes Silva Fernández, destacó que México supera en 40 por ciento a los Estados Unidos en el consumo de refrescos por persona y la población infantil ya rebasa en sobrepeso y obesidad a la estadunidense.

La noche del miércoles, con 30 votos a favor, 12 en contra y una abstención, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó la miscelánea fiscal para 2014 que prevé la aplicación de un impuesto especial de un peso por litro a las bebidas carbonatadas y otro de 5 por ciento a la comida chatarra.

Juan Martín Linares Pinto, director de la Maestría en Administración y Dirección de Empresas (MBA) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Puebla, resaltó que un aumento de impuestos a los refrescos o comida chatarra, no disminuirá su consumo.

“No se trata de aumentar impuestos para mejorar hábitos de consumo entre la población. Para combatir el sobrepeso y la obesidad se deben atender hábitos de alimentación. Para mejorar aumentar los recursos de la población, se deben establecer estrategias para aumentar la base gravable y reducir la informalidad”, apuntó el académico.

El investigador en economía de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Marcos Gutiérrez Barrón, resaltó que la aplicación de impuestos a los refrescos y comida chatarra es una muestra de que el gobierno está buscando aumentar sus recursos, sin embargo, no está proponiendo una reforma hacendaria, sino una reforma recaudatoria.

Gutiérrez Barrón señaló que, actualmente, la evasión fiscal es similar al 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).