Obesidad: la otra epidemia de México

Investigador de la BUAP concientiza a jóvenes sobre los padecimientos de la obesidad y diabetes
Buscan concientizar sobre los riesgos a la salud por la obesidad.
Buscan concientizar sobre los riesgos a la salud por la obesidad. (Foto: Especial)

Puebla

En 2010 se anunció que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y el segundo en adultos, por lo que la obesidad es una epidemia, la segunda después de la diabetes, que de no atenderse en los próximos 20 años será insostenible, ya que el 70 por ciento de la población en el país la padece y en sólo ocho años se incrementó más del 60 por ciento la atención a enfermedades relacionadas con la obesidad, afirmó el doctor Enrique González Vergara.

Durante su conferencia en Miércoles en la ciencia, dictada a jóvenes de secundaria y preparatoria reunidos en el Museo Interactivo Imagina, el investigador del Centro de Química del Instituto de Ciencias de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla indicó que la obesidad antecede a enfermedades crónicas como derrames cerebrales, hipertensión arterial y diabetes.

Esta última enfermedad es causada en un 90 por ciento por la obesidad, además de ser devastadora y cara, "una botellita de insulina cuesta 800 pesos y hay personas que se inyectan hasta cuatro dosis diarias, de tal manera que el gasto mínimo es alrededor de mil 200 pesos mensuales", dijo. Por si fuera poco, en el país en sólo un sexenio se duplicó la diabetes con alrededor de 13 millones de casos.

El investigador enfatizó que el problema de la obesidad y la diabetes se relaciona con la falta de enseñanza de buenos hábitos alimenticios, por lo que la meta es advertir los peligros de consumirgrasas, sales y carbohidratos en exceso.

"La idea es sensibilizar a los jóvenes de tomar cartas en el asunto, es decir, que se cuiden al no tomar tres refrescos diarios, cambiar sus hábitos alimenticios, hacer ejercicio y sobre todo concientizarse ellos mismos y a sus familias de que lo mejor es tomar agua en lugar de refresco", reconoció el académico.

González Vergara señaló que la obesidad es una mezcla de factores genéticos, ambientales, de actividad física y de nutrición, por lo que el consumo de comida con bajos contenidos nutricionales, mejor conocida como chatarra, se suma a desarrollar este padecimiento. Desafortunadamente no existen sanciones que impidan que empresas elaboren este tipo de alimentos.

Por otra parte, el académico explicó que en la BUAP para atender el problema de la obesidad se estudia el comportamiento de tres tipos de ratas de laboratorio: normales, tendientes a padecer obesidad y otras a desarrollar diabetes, en las cuales se analiza la leptina, hormona que regula la ingesta energética y el gasto de energía.

En esta investigación "fuimos capaces de inducir el síndrome metabólico en ratas, lo que deduce la existencia de un agente genético que provoca la obesidad, por lo que ahora se trabaja en el desarrollo de un medicamento", destacó el investigador del Centro de Química del Instituto de Ciencias.