Mundial de Brasil 2014, un lujo a alto costo

Jorge Velázquez Dávalos, secretario de la Asociación de Agencias de Viajes en el Estado, considera que será poca la demanda de viajeros poblanos al certamen internacional del próximo año

Puebla

A siete meses de que el balón vuelva a rodar de nueva cuenta en la Copa del Mundo de Futbol Brasil 2014, miles de aficionados en todo el país se alistan para emprender la travesía a tierras cariocas con el objetivo de apoyar a sus equipos favoritos, principalmente a la Selección Nacional Mexicana.
Sin embargo, al no haber asegurado aún su estancia en la justa internacional, la demanda de paquetes para acudir al Mundial al momento es poca, mucho más que en anteriores ediciones, donde además de la incertidumbre generada por el Tricolor, están también los altos precios que los viajes, hospedaje y entradas a los partidos tienen en la actualidad.
En México, son sólo dos las agencias de viajes mayoristas que cuentan con la exclusividad para expedir los paquetes al Mundial Brasil 2014, lo que no excluye a las agencias a lo largo y ancho de la República Mexicana, que cuentan con la capacidad de ofrecer el servicio, pero fungiendo como intermediarios.
Meza Sports y Grupo Mundomex son las empresas que han sido certificadas por la FIFA en este tipo de contiendas, las que cuentan ya con experiencia previa, incluso desde 1986, lo que avala y da seriedad a su marca, que pese a ello, no ha evitado los múltiples fraudes por parte de agencias sin aval, que ante la falta de información de los fanáticos al futbol han hecho perder miles de pesos a muchas personas, como sucedió en las Copas del Mundo de Francia 98 y recientemente en Alemania 2006.
De acuerdo a información obtenida en los portales de dichas organizaciones, existen alrededor de doce distintas opciones para emprender la aventura en Río de Janeiro, ya sea siguiendo únicamente a la Selección Mexicana, en caso de clasificar, o bien acompañar a otros equipos a elegir por el cliente.
En dichos paquetes se ofrece el servicio de avión en viaje redondo, hospedaje en prestigiados cruceros con un mínimo de 5 noches de alojamiento, además de alimentos, traslados en el país sede y lo más importante para el espectáculo: los boletos de entrada a los estadios electos.
Los costos por persona para el Mundial, van desde el paquete más austero que incluye la visita a dos juegos del certamen por un precio de 9 mil 723 dólares, hasta el más completo que consta de entradas a todos los juegos de México, con límite a la ronda de octavos de final, más cuatro cotejos de otras selecciones para un total de 28 mil 525 dólares.
Sin embargo, los antes mencionados no son aún los de mayor precio, ya que los paquetes que incluyen partidos de rondas de cuartos de final, semifinales y la gran final, fluctúan entre los 25 mil a 30 mil dólares, destacando que en todos los casos, se antepone la palabra “desde”, por lo que al final el costo podría variar llegado el momento de pago, aunado al tipo de cambio de la moneda norteamericana en que se cotizan los viajes.

El paso de la Selección, disminuye el interés

Al momento, agencias en la capital poblana no registran interés alguno de parte de sus clientes por acudir incluso a Brasil en las fechas que comprende la Copa del Mundo (12 de junio al 13 de julio del 2014), situación que el empresario consideró que se debe en gran medida a la incertidumbre que priva con el equipo nacional, que en breve, enfrentará la repesca ante Nueva Zelanda para determinar si es que consigue la invitación o no.
“En lo que se refiere a nuestra agencia no hemos tenido gran cosa, solicitudes de viaje, definitivamente ninguna hasta el momento, información estuvimos dando alrededor de seis, ocho meses, seguramente el papel que ha tenido la Selección ha disminuido la ilusión de asistir a un Mundial, porque hay gente que sí va, pero a ver a otros equipos, no necesariamente a la Selección, pero yo creo que el hecho de que la Selección no vaya, seguramente sí va a disminuir el número de pasajeros, lo dicen los medios, habrá pérdidas millonarias si la Selección no asiste, no solamente por los viajes, sino por las compañías que patrocinan, todo lo que está envuelto en ese negocio”.
Pérdidas que para fortuna de las agencias de viajes no les repercute, pues ese tipo de turismo no es el fuerte del ramo, razón por la que si venden o no viajes al Mundial, como empresas intermediarias de los mayoristas que poseen los derechos, sus ingresos no se ven en nada afectados.
“En lo absoluto, puedo decir que no nos afecta, porque es un producto que se vende cada cuatro años, es un producto complejo por las malas experiencias que ha habido, que no necesariamente son las agencias de viajes las que han sido las culpables, sino han sido entes externos los que han causado esto, que no tienen nada qué ver con las agencias de viajes, el agente de viajes o el operador ha comprado confiado en que le van a cumplir, pero estos delincuentes se han beneficiado con ello. Por eso no es un negocio que vaya a afectar a las agencias de viajes, ahí sí podría decir sin saber lo que piensan muchos colegas que estoy seguro que no afectará”.
Tan no le resulta atractivo la venta de paquetes mundialistas a la industria, que aún si México consigue su boleto a la contienda internacional, las agencias no explotarán el suceso para incrementar sus ventas, al reiterar que por tratarse de algo periódico y casi esporádico, no saldrá a relucir en muchas de las empresas que ofrecen servicios turísticos.
“El volumen no es grande, como dije, no me aventuro a decir cuántos, pero no es una demanda que tengamos en unas vacaciones de fin de año, en verano, que piden cruceros, Disneylandia, playas, entonces sí hay una demanda considerable, pero para el Mundial no creo que exista una demanda que valga la pena”.
No obstante, prevé que ya cerca de las fechas del Mundial, la demanda de boletos de avión y hoteles suba en un pequeño porcentaje, lo que a ellos complica porque todo está prácticamente vendido, aunado a que el costo puede ser incluso aún mayor, pues de ello se aprovechan las firmas comerciales que se dedican a la prestación de esos servicios.
“Obviamente que los días en que se celebre el Campeonato Mundial, cuando empiece y cuando termine, tienen que estar a tope los aviones y lógicamente las tarifas, igual los hoteles, porque ahora hablamos únicamente de México, pero hay al menos 31 países más que buscan lo mismo, entonces la demanda será tremenda, no debe ser fácil ahora reservar un hotel y si se encuentra debe ser igual a un precio alto”.
Con ello, prácticamente lo único que un viajero se ahorra con la adquisición del vuelo y el alojamiento por separado, es en teoría el costo de los boletos a los encuentros, si es que se compraron en tiempo y forma, pues si no, el precio seguramente elevará en un alto porcentaje en la reventa, con el riesgo que ello representa.

El Súper Bowl está por encima del futbol

Aún cuando el turismo deportivo se ha incrementado en los últimos años, incluso con la creación de empresas especializadas en el rubro como Meza Sports y Grupo Mundomex, el porcentaje que ello impacta a la industria de las agencias de viajes es mínimo y de ahí que no sea tan publicitado como los que únicamente ofertan recreación y descanso.
“Si habláramos de un porcentaje en el contexto de la venta para agencias de viajes, el turismo deportivo es mínimo, no es gran cosa, porque muchos pasajeros, muchos clientes van a Europa y aprovechan si les toca algún evento deportivo, allá compran su boleto. No es un mercado que pudiéramos decir que es fuerte, también está la Fórmula Uno, se diluye mucho, no es una demanda extraordinaria, además se hace con mucha anticipación, los que son aficionados y van a ese tipo de eventos lo hacen con mucha anticipación, lo que se refiere al tenis, golf, Fórmula Uno, Súper Bowl y el Mundial que es el que obviamente tiene un escaparate mucho mayor”.
Dentro de ese pequeño nicho, el deporte que mayor terreno ha ganado, incluso por encima del soccer, es el futbol americano, que impacta por mucho la demanda en cuanto a viajes se refiere, ya que los aficionados al deporte de las tackleadas, incluso en Puebla, prefieren hacer el gasto para disfrutar de un partido de final de NFL o “Súper Tazón”, que invertir en un juego de balompié de carácter internacional.
“Un Súper Tazón no es el que sólo mayor audiencia tiene en la televisión, sino en asistencia, pudiera ser que es el de mayor demanda, como evento que se realiza al año, sí lo es, yo creo que mexicanos llegan a asistir alrededor de mil o mil 500 a este tipo de partidos, obvio, procedentes de toda la República”, finalizó

Evento con poca demanda en Puebla

A pesar de lo atractivo que para cualquier aficionado al futbol pudiera parecerle la idea de seguir a su Selección hasta la Copa del Mundo, los altos costos en el servicio encarecen mucho la venta de los mismos, al menos en el estado de Puebla, según la apreciación del Secretario de la Asociación de Agencias de Viajes en la entidad, Jorge Velázquez Dávalos, propietario de la agencia “Representaciones Turísticas de Oriente”.
“Creo que este es uno de los más caros que he visto, a pesar de que es en nuestro continente, porque un paquete de tres o cuatro días, con hospedaje y entradas a dos juegos o tres, anda arriba de los 10 mil dólares por persona, entonces es caro todo, sobre todo tomando en consideración el poco tiempo que se van, sin embargo son las leyes del mercado, es la ley de la oferta y la demanda, los boletos son de un precio alto, los boletos de avión también son altos, entonces todo en conjunto es caro”.
Si bien no existe una estadística que anticipe un estimado de viajeros poblanos que emprenderán la travesía, Velázquez Dávalos consideró que serán pocos los que comprarán paquetes, ya que muchos de los verdaderos fanáticos, prefieren adquirir todo por separado, a fin de abaratar un poco los costos.
“La última vez que yo vendí paquetes fue Corea-Japón en el 2002, posterior a eso no hemos vendido, porque hay muchas personas que compran su boleto de avión y ya en la sede buscan sus boletos para los partidos, toman riesgos, los compran más caros, pero hay gentes que así lo hacen, normalmente son gente que asiste de forma regular a los Mundiales, lo que hace en lugar de comprar el paquete, ya sabe cómo moverse, reserva su hotel o nos piden el hotel y el avión, allá ya se mueven para manejar esto. En un estimado de cuántos poblanos viajarán, sería muy aventurado dar una cifra, no existe un referente, además las agencias de viajes en Puebla no nos transmitimos lo que vendemos, entonces será muy difícil saber cuántos lo harán”.