Medrano promete la victoria ante Leones Negros

El timonel de La Jauría universitaria confía plenamente en que sus dirigidos podrán ponerle fin a la racha de siete juegos que acumulan en la Liga de Ascenso sin victoria
Héctor Medrano, director técnico de Lobos BUAP.
Héctor Medrano, director técnico de Lobos BUAP. (Foto: Especial)

Puebla

En plena recta final de su preparación, el técnico de los Lobos de la BUAP, Héctor Medrano, aseguró que su equipo obtendrá la victoria el próximo viernes en su recepción al campeón de la Liga de Ascenso, los Leones Negros de la U de G, al señalar que tiene plena confianza de que su equipo acabará con la racha de siete juegos sin ganar.

"Sí claro, el viernes gana Lobos y ya es momento de hacerlo, yo creo que ya nos pasaron todas las cosas que nos tenían que pasar, ya es momento de empezar a enderezar el rumbo. Yo creo que podremos lograrlo con lo que venimos haciendo más un extra, lo que estamos haciendo no nos está alcanzando, esa es una realidad, con esa misma responsabilidad, pero si hay que exagerar, hacerlo, en cuanto a la atención, a los cuidados, a los entrenamientos, hay que hacerlo".

Luego de recibir el respaldo de la directiva y sus jugadores con la reunión que el martes sostuvieron con el rector de la máxima casa de estudios, Alfonso Esparza, el timonel de La Jauría indicó que su cargo nunca ha estado bajo amenaza de ningún tipo, consciente de que deberá rendir buenas cuentas, pero que trabaja sin presión alguna.

"Yo no sé de dónde sacaron eso, yo no sé si alguien soltó el rumor, si alguien dijo que yo me iba a ir, yo no sé, pero a mí nunca me dijeron, a mí nunca me han, ni siquiera me han cuestionado, nunca me dieron un ultimátum, soy bien honesto, por eso cuando me preguntan si estoy tranquilo, yo sí he estado tranquilo, siempre he estado tranquilo, trabajando, yo decía que mientras a mí no me digan nada y yo esté aquí en el campo, es la única forma de hacer las cosas bien y de defenderme, trabajando".

Sobre el rival que habrá de enfrentar, Medrano destacó que es un equipo de respeto, tan sólo por tratarse del campeón del circuito, una escuadra que mantiene el orden, pero al que se le puede derrotar, de ahí que lo hecho en la semana tendrá que verse reflejado con un resultado a favor.

"Es el campeón, un equipo que no pierde el orden, no se sale de su sistema, lo domina bien, pero sí podemos hacerle daño, nosotros aquí en casa tenemos que generar, tener movilidad, asfixiarlos, como en todo, esperar a que se equivoquen, nosotros meter, o que nosotros tengamos una virtud, de repente un buen desmarque, un buen anticipo y poder conectar un gol", concluyó.