Medrano lamenta el traspié con Lobos y mira al frente

Reconoció que la urgencia de echar mano de los extranjeros no fue lo óptimo, pero que las circunstancias lo obligan, de ahí que deba aprender a sacar resultados con lo que tiene
Héctor Medrano, entrenador de Lobos BUAP.
Héctor Medrano, entrenador de Lobos BUAP. (Foto: Especial)

Puebla

Tras la derrota a manos de los Dorados de Sinaloa, el técnico de los Lobos de la BUAP, Héctor Medrano, destacó que a pesar de los imponderables que han afectado a su cuadro en los últimos compromisos, no dejarán de luchar, ni modificar su esquema de juego, donde la intención siempre es salir, proponer y sumar los puntos en cuestión.

"Los rivales ya nos tomaron la medida, vienen y se encierran aquí, buscan una pelota parada o un error de nosotros, como nos ha pasado en varios partidos, son desatenciones, de repente el hecho de querer ganar, querer insistir, intenté de otra manera, teniendo un hombre de área como era (Carlos Daniel) Hidalgo, sacrifiqué a (Adrián) Marín, por la situación de que no iba a haber esos espacios que de repente Marín puede tener, intenté por todos lados, con Hiber Ruiz, a tratar de desbordar y mantener a ese hombre en el área, pero no nos alcanzó".

El timonel universitario reconoció que el delantero colombiano, Carlos Daniel Hidalgo, aún no está en su mejor nivel, al tiempo que precisó que las lesiones sufridas en su cuerpo de delanteros, lo obligaron a echar mano de dicho elemento de manera anticipada, por lo que será cuestión de tiempo para verlo en mejor forma.

"Hay que ser honestos, no podemos cargarle todo a él, sabíamos que esto podía pasar, el tiempo que no habían llegado con antelación, tuvimos que tirarlos al ruedo como se dice vulgarmente, de emergencia, hemos perdido ya a Alférez, hemos perdido a todos los delanteros, cosa que nunca me había pasado a mí en mí carrera, esas son las circunstancias con las que tenemos que batallar".

Por último, reiteró que no renunciará a su deseo de pronto llegar a instalarse en el liderato general, lo que sabe ahora es un poco más complicado, por lo que esperará a los resultados de toda la jornada para ver qué tanto daño les hizo este doloroso descalabro.