Ante el líder, Lobos deberá volver al triunfo, asegura Canales

Tras el empate en casa de las Ballenas Galeana, la escuadra Lobezna retomó sus trabajos con la intención de romper la racha de partidos sin conocer la victoria
Lobos BUAP perdió por la mínima ante Dorados de Sinaloa.
El equipo universitario recibe el próximo viernes al Correcaminos. (Foto: Especial)

Puebla

Conscientes de que el equipo tuvo en sus manos la posibilidad de sumar una victoria más en su visita a las Ballenas Galeana, el cuadro de los Lobos de la BUAP retomó sus entrenamientos en Ciudad Universitaria de cara a su próximo cotejo en casa ante los Correcaminos de la UAT, rival con el que la plantilla deberá sacudirse la racha de partidos sin victoria, tal como lo sentenció el arquero, José Francisco Canales.

"El grupo está bien, lo único que no entendemos es que si hemos trabajado bien, hemos estado haciendo lo que veníamos haciendo cuando ganábamos, estamos en una racha mala, tuvimos para cortarla el sábado pasado, no pudimos por distracciones, quizá porque vimos el partido muy fácil que no lo supimos liquidar, el grupo quiere salir de esta situación lo más rápido posible, el viernes es una buena oportunidad, ante el primer lugar, vamos a jugar como si fuera una final, porque ya no se nos pueden ir más puntos en casa".

El cancerbero Licántropo, reconoció que los tamaulipecos son un rival de mucho respeto, pues por algo ocupan la cima de la clasificación general, lo que a ellos de ninguna manera espanta, sino que los alienta a echar el resto para imponer condiciones en su propio territorio, más porque ya se lo deben a su afición.

"Un equipo de muchos jugadores de jerarquía, muy complicado, aparte todo les está saliendo, traen la confianza, son el líder, pero nosotros vamos a hacer lo nuestro, no nos asustamos porque venga el líder y tenga jugadores de calidad, al contrario, nos vamos a motivar y vamos a demostrar que Lobos sigue teniendo las mismas intenciones que en las primeras fechas, calificar y después ver por el campeonato".

Canales admitió que al seguir en la franja de los siete que clasifican, no les queda de otra más que sumar, pues saben que el más mínimo error podría dejarlos fuera en un abrir y cerrar de ojos, cuestión que no pueden permitirse, ya que son pocas las fechas que tienen por delante y de ahí la urgencia de afianzar su boleto a la liguilla.