Lobos enfrenta la ida de la tercera llave de Copa MX

El cuadro universitario será anfitrión de los Alebrijes de Oaxaca que llegan con buen paso en el certamen donde la BUAP tiene escasas posibilidades de trascender
Lobos UAP y Celaya decretaron la repartición de unidades en Ciudad Universitaria.
La Jauría buscará agotar sus últimas posibilidades en el torneo copero. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Se abre la tercera y última llave de la fase regular en la Copa MX, donde la noche de este martes en punto de las 19:00 horas en la cancha de Ciudad Universitaria, los Lobos de la BUAP reciben la peligrosa visita de los Alebrijes de Oaxaca, con la única misión de despedirse decorosamente de su afición en esta edición del certamen.

Compromiso al que los Licántropos llegan luego de cerrar la segunda etapa del campeonato con victoria al son de 1 por 0 sobre los Jaguares de Chiapas, que fueron sorprendidos de último minuto con la diana de Diego Cervantes, que sentenció la afrenta celebrada en la grama del estadio "Víctor Manuel Reyna".

En tanto, los Alebrijes arriban a esta aduana tras despacharse por 1-0 en la "Verde Antequera" a los Tiburones Rojos del Veracruz, gracias a la diana en solitario de Diego Calderón al minuto 90, con lo que dieron un paso importante para afianzarse en la cima de la clasificación de grupo.

Previo al encuentro, el mediocampista de La Jauría, Daniel Tehuitzil, señaló la importancia que este compromiso tiene en sus futuras aspiraciones, sobre todo en Liga de Ascenso, pues con una victoria buscarán recobrar la confianza y motivación necesarias para entonces encarar el fin de semana a las Ballenas de Galeana.

"Cerramos la llave contra Oaxaca, es un partido que nos debe servir aparte como preparación en base también a lo que es también el torneo, la Liga, así lo vamos a tomar, como un partido que nos debe de servir. Se bajó en la tabla pero el equipo se mantiene, está jugando bien, hay cosas que se deben modificar pero creo que es una buena oportunidad para afinar ciertos detalles".

Indicó que luego de ver el desempeño que los oaxaqueños han mostrado en ambos campeonatos, no le queda duda de que será una batalla complicada, con la seguridad de que los ajustes hechos en últimas horas surtirán buenos efectos.