La Franja quiere cerrar dignamente el torneo

El cuadro poblano trabajó a puerta cerrada en la cancha del Cuauhtémoc con miras al choque del próximo sábado en contra de los Tuzos del Pachuca.
El Puebla de La Franja no puede completar su salvación.
El Puebla de La Franja no puede completar su salvación. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

equipo está consciente de que las cosas no se hicieron como se pensaban y de ahí que el compromiso siga latente con la directiva y afición, pensando ya en lo que será el siguiente certamen, según reveló el mediocampista, Carlos Sánchez.

"Más que nada pensar en nosotros, después de los resultados que vienen de afuera, sirvan o no, pero nosotros tenemos que pensar en nosotros, mejorar, sabiendo que esto nos da ánimos para seguir adelante, nos vamos tristes porque creo que hicimos un buen partido pero no pudimos coronarlo de la mejor manera".

Y es que al tener por delante el duelo del próximo sábado en la cancha de los Tuzos del Pachuca, la escuadra blanquiazul prefirió no tomar descanso tras su aduana en contra del América y de ahí que el cuerpo técnico decidió trabajar a puerta cerrada en su campo del estadio Cuauhtémoc.

De lo que fue el cotejo del fin de semana, Sánchez reconoció que las Águilas fueron eficaces en su juego y así lo reflejó el marcador, situación en la que ellos deberán corregir notablemente, ya que la posición que ocupan en la clasificación general para nada los satisface en lo colectivo e individual.

"Fueron afortunados y eficaces, encontraron el gol enseguidita del partido, al principio nos manejaron la pelota muy bien, pero después nos acomodamos y pudimos hacerles un partido de igual a igual, tuvimos ocasiones, pero no pudimos concretarlas".

Por último, el jugador charrúa reveló que de aquí en adelante, el conjunto deberá ser muy cuidadoso en todos los aspectos, pues no pueden permitirse bajas como la expulsión en el cotejo anterior, ya que a estas alturas eso es conceder demasiadas ventajas, lo que para ellos es un lujo que no se pueden dar, en espera de que el panorama sin la presión del descenso, cambie de manera radical.