ITESM Hidalgo elimina a Aztecas UDLA-P de Liga ABE

Al iniciar el torneo de los "Ocho Grandes", los poblanos fueron sorprendidos por los de la Bella Airosa, que así, terminaron con el título de campeones que los cholultecas ostentaban.
El juego debió definirse en tiempo extra a favor del ITESM.
El juego debió definirse en tiempo extra a favor del ITESM. (Foto: Especial)

Puebla

El reinado de los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla llegó a su fin, luego de que los cholultecas fueron eliminados en tiempo extra por los Borregos del Tec de Monterrey Campus Hidalgo al son de 78 puntos por 71, ello al iniciar la ronda final de los "Ocho Grandes" en rama varonil de la Liga de la Asociación de Baloncesto Estudiantil (ABE) que se celebra en Monterrey, Nuevo León.

Aduana en la que los poblanos salieron desde el inicio con buen ritmo e incluso tomaron las riendas del duelo, pero la reacción de los hidalguenses pronto les dio una sorpresa, cerrando el primer periodo con un 19 a 22 para los "lanudos", que así, dejaron en claro que saldrían por todo.

Ello pronto generó la respuesta de los angelopolitanos, que de la mano de Fabián Jaimes, lograron imponer condiciones y tomaron una importante ventaja para irse al descanso con el 40 a 31, lo que hasta ese momento resultaba algo normal, gracias a la condición de campeones que los de la UDLA-P traían consigo.

Etiqueta que sirvió para mantener momentáneamente a raya a los Borregos, que poco a poco fueron acortando distancias, hasta dejar el 50 por 43 al finalizar el tercer lapso, lo que en el cuarto hizo explotar a los del ITESM, que sobre la recta final, aprovecharon la expulsión de Jaimes por parte de Aztecas, para entonces forzar a la prórroga con el 61 a 61 al concluir los cuatro periodos reglamentarios.

Ya en la extensión, los nervios causaron mella en los de Puebla, que no fueron capaces de detener los embates del hidalguense, Omar Vela, que se echó el equipo al hombro y con disparos de media y larga distancia, completó la hazaña, al dejar tendido en el camino al enemigo por un claro 78 por 71 que quebró todos los pronósticos, pues no se anticipaba la pronta eliminación de la UDLA-P.