Homenaje al torero poblano “El Imposible”

A 49 años de su muerte recuerdan a Antonio Campos, uno de los pocos que triunfó en Europa en la época de oro de la tauromaquia
Recuerdos del torero poblano El Imposible, a 49 años de su muerte.
Antonio Campos en una gráfica de archivo. (Foto: Especial)

Puebla

Antonio Campos "El Imposible" considerado como el mejor torero nacido en Puebla fue homenajeado en el 49 aniversario de su muerte. Con una misa flamenca encabezada por el sacerdote, Rubén Aldana Aguiñaga, en la parroquia de la Medalla Milagrosa, familiares, amigos y admiradores recordaron al matador poblano.

Durante la celebración litúrgica, los artistas de flamenco en Puebla, los hermanos Héctor y Pilar Talavera interpretaron, durante la misa, diversas melodías originarias de Andalucía, España.

Carlos Antonio Moreno Campos nació en la ciudad de Puebla el 4 de Noviembre de 1931. Surgió para la historia taurina de América como un novillero valiente. Creó un muletazo de alto grado de dificultad que fue conocida como el pase "imposible".

Debutó el 14 de junio de 1945 en novillada de selección. Después, compartió carteles con "Los Tres Mosqueteros", Córdoba y Capetillo. Campos continuó su carrera en las regiones taurinas tanto de Puebla como de Tlaxcala a inicios de la década de los cincuenta.

Antonio Campos fue uno de los pocos toreros mexicanos que triunfaron en Europa durante la llamada época de oro de la tauromaquia mexicana.

Tomar la alternativa en Tijuana, Baja California el 14 de junio de 1961 de manos de Jesús Córdoba siendo testigo Raúl García con toros de Javier Garfias .

En su siguiente actuación en esa misma plaza sufrió un doloroso accidente provocado por la cornada de un toro de Santo Domingo. La cornada se tradujo en una dolorosa desviación en la columna vertebral, impidiéndole actuar por varios meses.

En 1962 viajó a España en donde, de acuerdo con su biografía, actuó en 14 corridas y al año siguiente otras diez, confirmando la alternativa de Matador de Toros en la plaza de Madrid, durante La Feria de San Isidro, el 12 de mayo de 1963 siendo el padrino Pedro Martínez "Pedrés" y testigo Andrés Vázquez con un todo de Don Carlos Núñez.

El torero poblano falleció el 28 de diciembre de 1964 en la ciudad de México víctima de cáncer en el hígado, provocado por alguna de las cornadas recibidas a lo largo de su vida.