Hiber Ruiz espera jugar ante Cruz Azul Hidalgo

El menudo jugador de los Licántropos dijo que para él lo más importante es competir por un puesto en el once inicial, ya que es el técnico el que tomará la decisión
Hiber Ruiz, jugador de los Lobos BUAP.
Hiber Ruiz, jugador de los Lobos BUAP. (Foto: Especial)

Puebla

En espera de repetir en el once titular que este domingo verá acción en contra del Cruz Azul Hidalgo, el lateral de los Lobos de la BUAP, José Hiber Ruiz, se concentra a la par del plantel en su búsqueda de la victoria en patio ajeno, consciente de que para jugar necesita rendir buenas cuentas en todo momento para así ser tomado en cuenta.

"Comprometido y trabajando al 100 por ciento, gracias a Dios ahí vamos, esperamos dar más, conciencia de lo que nos estamos jugando, de lo que está haciendo el equipo y hay que estar al 100 por ciento. Espero competir todo el torneo que es lo que se desea, lo de titular ya es independientemente de lo que tú hagas, lo que importa es competir porque hay una competencia sana, el que esté va a jugar".

Gracias a su experiencia en el circuito de ascenso, Ruiz Natarén advirtió un partido complicado por la urgencia porcentual que prevalece en el conjunto celeste, de ahí que Lobos deba salir con todas las precauciones necesarias para imponer condiciones y así incrementar sus posibilidades de asumir pronto el súper liderato.

"Un equipo que juega muy bien, no va a ser nada fácil, están bien dirigidos, son muy dinámicos, te aprietan muy fuerte, conscientes de lo que nos vamos a topar, en eso estamos trabajando, vamos con la mentalidad de ir con esa precaución, con mucha concentración, tratar de abrirlo y poder agredirlos. Son peligrosos, se están jugando el tema del descenso, eso los hace que corran más, que metan más, no se van a dar nunca por vencidos".

El ex de La Franja indicó que al tener un historial favorable fuera de la Angelópolis en lo que va de la temporada, Lobos no debe cambiar en lo más mínimo su estilo para así extender la buena racha, cuestión en la que se ha trabajado intensamente en los últimos días, donde lo que más se apuntala es el renglón mental.