Falta en Atlas empresas con manejo de material explosivo

El único antecedente sobre los peligros que representan los parques industriales data del Atlas de Riesgos 2008-2011, elaborado por el pasado gobierno capitalino y el Cupreder

Puebla

La ciudad concentra el 80 por ciento de la industria del estado de Puebla, sin embargo el nuevo Atlas de Riesgos Naturales del municipio, estrenado en enero de 2013, no describe los peligros que representan las empresas que manejan materiales explosivos, como Tomza, donde el pasado martes explotó una sección ocasionando la muerte de seis personas.

El documento hecho por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), contratado por el ayuntamiento de Puebla y la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social de la pasada administración federal, señala que hay tres parques industriales: el 5 de Mayo, Resurrección y Puebla 2000; además de cuatro zonas industriales: Stanley-SCF, Century Internacional-Apolo Textil-Acrimex, Pelikan-Chiclet’s Adams-Alumex-Idesa-Pepsi-Convermex y Benteler-Grupo Piotti.

El único antecedente sobre los peligros que representan los parques industriales, data del Atlas de Riesgos Naturales del municipio de Puebla 2008-2011, elaborado por el pasado gobierno capitalino y el Cupreder, que establece que hay 131 colonias que se encuentran en zonas inflamables.

El estudio arroja que hay 49 colonias clasificadas como “críticas”, cinco de “muy alta peligrosidad” y 44 de “alta peligrosidad” porque a la vez se encuentran cerca de ductos de Pemex y de zonas industriales en las que se manejan sustancias químicas altamente corrosivas e inflamables.

El documento hecho en su mayoría por el Centro Universitario para la Prevención de Desastres Naturales abundó que hay otras 82 colonias definidas como peligrosas, porque por esas atraviesan vialidades importantes por las cuales se transportan sustancias industriales que son explosivas.

La definición que hizo ese Atlas es que las de “muy alto” son aquellas colonias que poseen presencia industrial significativa y sumado a ello se ve afectada también por el paso de las tuberías subterráneas de Petróleos de México (Pemex). Las de “alto” son aquellas que poseen por lo menos una empresa clasificada dentro del rango de la más peligrosa.

Las cinco colonias de “alta peligrosidad” están clasificadas como: Guadalupe Caleras, Parque Industrial 5 de Mayo, Parque Industrial Puebla 2000, San Jerónimo Caleras y San Pablo Xochimehuacan.

Entre las de “alta peligrosidad” son: Bosques de San Sebastián, Villa Frontera, Bosques de Manzanilla y Maravillas; y otras colonias como México 83, San Sebastián de Aparicio, Miguel Hidalgo (ubicada en la Resurrección), San José El Conde, Bugambilias, El Tamborcito y El Carmen.

[h2]Censa ayuntamiento gaseras y depósitos de combustible[/h2]

El ayuntamiento de Puebla realizará la revisión de gaseras y depósitos de combustible para evitar explosiones de instalaciones y un censo sobre el número de personas que vive en zonas de riesgo por la presencia de ductos que transportan combustibles.

Eduardo Rivera giró instrucciones para revisar instalaciones de combustibles que puedan representar un riesgo para la población.

El alcalde señaló que la Dirección de Protección Civil municipal cumple con las tareas de supervisión permanente de instalaciones donde se distribuye combustibles, sin embargo, se solicitó reforzar los operativos de seguridad.

Destacó que en la ciudad de Puebla no se tienen detectados puntos de riesgo, sin embargo, se trabaja para garantizar la seguridad de los poblanos.

El regidor del ayuntamiento de Puebla, Matías Rivero Marines, anunció un censo para ubicar las instalaciones de gas y materiales inflamables y trabajos para revisar los permisos y licencias de funcionamiento de industrias en la capital.

Rivero Marines resaltó la necesidad de revisar el Código Reglamentario Municipal para incrementar las sanciones a quienes se asientan sobre ductos de conducción de combustibles y sus áreas de amortiguamiento.

“Esta revisión a la ley municipal incluiría medidas para retirar a quienes ya habitan en estos y otros lugares de riesgo como líneas de alta tensión eléctrica así como ríos y barrancas”.

[h2]Aumenta a 6 el número de muertos en Chachapa[/h2]

El saldo de la explosión en la gasera Tomza aumentó a seis muertos, los cuerpos no han sido identificados y de acuerdo con el secretario general de la empresa, Carlos Huerta Lerín, aún hay personas desaparecidas.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que los cadáveres quedaron registrados como desconocidos 24, 25, 26, 27, 28 y 29 dentro de la averiguación previa 2909/2013/Tepeaca en la que se investigan las causas de la explosión ocurrida la tarde del martes.

Oficialmente se informó que dos personas resultaron lesionadas; sin embargo durante el día se reportaron por lo menos cuatro personas que fueron atendidas por las quemaduras que sufrieron durante la explosión.

En el hospital de Traumatología y Ortopedia fueron atendidos Daniel Corona Hernández quien presenta quemaduras en el 60 por ciento del cuerpo y su estado de salud se reporta como reservado.

Malaquías Tapia Corona de 49 años de edad quien presenta quemaduras en la cara y brazos y su estado de salud se evalúa.

También se atendió a Cornelio de la Cruz José Trinidad de 46 años de edad quien presentó quemaduras de primer grado en brazos quien fue dado de alta después de la atención médica.

Además se tiene el reporte de una persona que fue llevada al hospital general del norte, identificada como Roberto Cruz Mayao de 35 años de edad.

[h2]REORDENAMIENTO URBANO[/h2]

Líderes del sector privado pidieron a las autoridades se concrete un reordenamiento urbano para evitar que empresas de alto riesgo se instalen cerca de polígonos de vivienda.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Fernando Treviño Núñez, resaltó la necesidad de que se establezca una “normatividad más rigurosa” a fin de que se delimiten áreas de construcción para desarrollos inmobiliarios y zonas industriales.

Dijo que este tipo de industrias mantienen protocolos de seguridad, sin embargo, insistió en la reglamentación de la distancia entre zonas fabriles y asentamientos urbanos.

“Vale la pena que se haga un análisis de esto y pedirle a la autoridad que norme la construcción de la mancha urbana cercano a este tipo de empresas”, comentó.

El ex presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Luis Espinosa Rueda consideró que la contingencia fue controlada por los cuerpos de emergencia y protección civil, lo que evitó afectaciones a otras empresas aledañas.

[h2]ASEGURAN PIPA CLANDESTINA[/h2]

Una pipa de gas que abastecía de forma clandestina a un camión de transporte público fue asegurada por policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, al norte de la capital poblana.

La carga de combustible se realizaba en el domicilio ubicado en calle Pinos esquina con Manuel Ávila Camacho número 19 en Xonacatepec, donde fueron detenidas nueve personas que podrían estar implicadas en el abastecimiento ilegal de combustible.

Los policías acudieron a la zona donde detectaron que el abastecimiento se realizaba de forma irregular y los encargados de la pipa carecían de los permisos correspondientes para brindar el servicio.

Las personas que enfrentan el cargo de generar peligro contra la seguridad colectiva son: Susana Torres, de 33 años; Santiago Contreras, de 33 años; José Luis Candia, de 22 años; Darío Boox, de 49 años; Rubén Darío Boox, de 23 años; José Rubén Romano, de 65 años; Macario Valdez, de 27 años; Omar Gómez, de 31 años, y Francisco Javier Grados Hernández, de 23 años.

[h2]Trabajadores sorprendidos tardaron en salir del lugar[/h2]

Gonzalo lo conoció el martes en la mañana, era su primer día de trabajo en Gas Tomza, la última vez que lo vio fue cuando estaban a punto de saltar desde unas tejas en la parte trasera de la empresa que se consumía en un incendio luego de una serie de explosiones que dejaron como saldo seis personas muertas.

Erika Vargas tenía trabajando dos meses en Tomza, el día de los hechos se encontraba en el área de cajas con dos compañeras, ninguna superaba las tres semanas laborando en el lugar.

Narró que aproximadamente a las seis de la tarde se escuchó la primera explosión, personal de la empresa les pidió que apagaran todo y salieran de ahí.

Junto con sus compañeras se fue a otra de las oficinas, las explosiones rompían los vidrios de las ventanas y las puertas por lo que decidieron esconderse debajo de unas mesas esperando a que la situación se controlara: “Yo decía va a pasar, va a pasar, pero no pasaba seguía más y más fuerte”.

Corrieron a otra oficina ubicada en la parte de atrás de la empresa en donde encontraron unas cajas de archivo muerto que apilaron para subir a unas tejas y luego saltar para poder salir.

Erika señaló que mientras intentaban salir del inmueble entre oficinas que se estaban incendiando un joven de nuevo ingreso que sólo recuerda se llamaba Gonzalo estuvo cerca de ellas; sin embargo cuando estaban a punto de brincar fue la última vez que los vio.

“Vi que salió en la teja y cuando ya caí ya no lo vi, no sé si salió o no salió, si nos está escuchando que se comunique y que nos diga si está bien”.

Sólo se atrevió a mirar atrás hasta que estuvo afuera de Tomza que tenía llamas de más de 50 metros.

Una vez que logró salir pudo comunicarse con su esposo quien fue a alcanzarla, hasta ese momento pudo llorar.