Extracción de hidrocarburos merma captación de agua

Pemex ha resarcido muchos problemas ocasionados por la toma de crudo; sin embargo tiene pendientes como daños en viviendas.
Fracking en Venustiano Carranza.
Fracking en Venustiano Carranza. (Leticia Ánimas)

Venustiano Carranza

El uso del fracturamiento hidráulico o fracking para extraer hidrocarburos en el paleocanal de Chicontepec ha mermado hasta un 50 por ciento la captación de los mantos acuíferos del municipio de Venustiano Carranza, admitió el presidente electo, Rafael Valencia Ávila.

El alcalde electo calculó que por lo menos 200 manantiales registran una baja en la captación, aún en la temporada de lluvias entre mayo y junio, sin embargo indicó que han disminuido a la mitad, mientras un estudio del Instituto Tecnológico del municipio establece que han bajado en más de un 75 por ciento.

En agosto del 2012, alumnos de Ingeniería Forestal del Tecnológico, indicaron que la captación de agua en los mantos acuíferos del municipio alcanza apenas 22.5 de su capacidad. Mientras que el 68.66 por ciento de las precipitaciones pluviales que llega a mil 500 milímetros por año, se pierde por escurrimiento y apenas el 1.52 por ciento es interceptada por la vegetación.

En tanto que el 6.79 por ciento se evapora y el .49 por ciento se queda en la superficie del subsuelo, por lo que los mantos acuíferos están sufriendo una baja recarga.

En contraste, en la segunda jornada de capacitación para autoridades municipales electas realizada en la ciudad de Puebla Valencia Ávila indicó que "unos 200 pozos en todo el municipio han sido mermados en un 50 por ciento y es la principal afectación pues son los mantos acuíferos".

El municipio de Venustiano Carranza, abundó, es el segundo productor de crudo del Activo Integral Aceite Terciario del Golfo, proyecto con el que se explota el yacimiento Paleocanal de Chicontepec y los daños ambientales que se han causado han sido "resarcidos" por Pemex, afirmó.

Sin embargo, reconoció que hay algunos pendientes como los daños provocados a algunas viviendas aledañas a los campos petroleros en los que se ha fracturado el subsuelo y alegó desconocer cuántas hectáreas de cultivos han visto afectadas por el fracking. "Todavía no retomo a la administración, el actual presidente lo debe saber", indicó.

El fracturamiento consiste en perforar el suelo de 3 a 4 mil metros para inyectar hasta 30 millones de litros de agua, combinados con decenas de miles de litros de productos químicos.