Estudiante de la UAP destaca en handball

Carlos Alejandro Arroy Nieto, alumno de Biología de la máxima casa de estudios, es pieza clave en el conjunto mexicano que se prepara para el Campeonato Nor.Ca
Puebla puede presumir a Carlos Arroy como uno de los mejores en handball.
Puebla puede presumir a Carlos Arroy como uno de los mejores en handball. (Foto: Especial)

Puebla

Con apenas diecinueve años de edad, el estudiante de la Facultad de Biología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Carlos Alejandro Arroy Nieto, hizo historia, luego de proclamarse subcampeón con el equipo nacional mexicano de handball que a finales del 2013 contendió dentro de la Copa Intercontinental IHF Trophy celebrada en Monterrey, Nuevo León.

Proeza que la escuadra tricolor consiguió tras imponerse en duelo definitivo a su similar de Uzbekistán por 30 a 20, donde el representante poblano tuvo una destacada participación, lo que no sólo permitió al cuadro cosechar su primera presea intercontinental, sino que abrió camino a que el jugador angelopolitano tuviera una segunda convocatoria.

Por tal motivo, Arroy Nieto se encuentra concentrado con la escuadra en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y de Alto Rendimiento (CNAR) en la capital del país, ello con miras al compromiso que el tricolor tendrá en el Campeonato Nor.Ca que iniciará a finales de febrero en México y que es clasificatorio para el Panamericano de la especialidad.

"El 2014 es un año de gran importancia, en primera instancia tienen en puerta el Torneo Nor.Ca, clasificatorio de la región Norteamérica y del Caribe al Campeonato Panamericano Uruguay 2014; está anunciado en la última semana de febrero en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) de la Ciudad de México", apuntó el estudiante de la BUAP.

Cabe destacar que a la par de sus compromisos de carácter internacional, Carlos Alejandro tiene también el reto de contribuir con la selección de Puebla en la próxima Olimpiada Nacional 2014, que marcará su adiós de la categoría, en espera de que ello sea preámbulo para amarrar su pase con el conjunto mexicano a la próxima edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.