Dictan conferencia El violín y la Nueva España en la Biblioteca Lafragua

Los lugares que se proponen para saber cuándo y dónde nació el violín es el norte de Italia, los Países Bajos y Alemania
Conferencia sobre el origen del violín.
Conferencia sobre el origen del violín. (Foto: Especial)

Puebla

El violín cumple 500 años acompañando a la humanidad, pero hasta hoy en día no se ha descifrado el dilema de su origen, ya que sin instrumentos antiguos es difícil hacer historia, afirmó el maestro Pierluigi Ferrari del Conservatorio de Las Rosas, Morelia, Michoacán.

Al dictar la conferencia "El violín y la Nueva España" en la Sala de lectura de la Biblioteca José María Lafragua de la BUAP, señaló que los lugares que se proponen para saber cuándo y dónde nació el violín es el norte de Italia, los Países Bajos y Alemania.

En estos lugares existe una investigación exhaustiva y en el caso de los Países Bajos para conocer su historia se recurre a la representación iconográfica.

Del violín en la Nueva España se conoce muy poco porque no hay instrumentos conservados de aquél entonces, existen instrumentos de la música popular como un rabel huasteco y otro chiapaneco -elemento musical de cuerda frotada, similar al violín-, que sin duda surgieron como fruto de la llegada del violín, pero no existe evidencia física de éste último.

La primera referencia al uso del violín en la Catedral de la Ciudad de México procede de una fuente literaria de 1691. Además se tiene conocimiento de que en varias catedrales novohispanas el violín se posicionó antes que en catedrales españolas, por lo que sin duda "llegó para quedarse", dijo el investigador.

Lo mismo sucedió en el resto del continente donde los músicos jesuitas en Brasil y Bolivia trajeron consigo sus instrumentos europeos, entre ellos el violín, lo que permitió comprobar la construcción parecida de instrumentos derivados de éste

Por otra parte, Pierluigi Ferrari indicó que "el violín que quizá está cumpliendo en compañía de la humanidad sus primeros 500 años, a lo largo del tiempo ha cambiado mucho su forma, no son los que vemos ni en las salas de concierto, tampoco en las video grabaciones".

"Durante los últimos 60 o 70 años los músicos e intérpretes se están convenciendo, siempre más, de que para recuperar la música del pasado (en especial la segunda mitad del siglo XVII) vale la pena utilizar las herramientas que el compositor tenía en los oídos cuando compuso ciertas obras", esto permitiría entender la música virreinal, concluyó el investigador.