Critican académicos cobro de predial por el estado

La reforma hacendaria representaría un retroceso político porque se dirige en sentido contrario al federalismo
Aumentaría la evasión fiscal, añadieron.
Aumentaría la evasión fiscal, añadieron. (Archivo/Ana María Arroyo)

Puebla

Los académicos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Puebla y de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Marlon Santillán Quiroz y Marcos Gutiérrez Barrón, coincidieron al señalar que la fracción de la reforma fiscal que propone pasar la facultad de cobrar el impuesto predial de los ayuntamientos a los gobiernos de los estados representaría un retroceso político porque se dirige en sentido contrario al federalismo y podría traducirse en una disminución en la recaudación ante las dudas que generaría.

Santillán Quiroz aseguró que la mayor parte de municipios obtiene recursos hasta en un 50 por ciento de las aportaciones a través del impuesto predial.

Comentó que si los gobiernos de los estados se dedicarán a administrar los recursos generados por concepto de impuesto predial, aumentaría el poder de los mandatarios y los municipios se convertirían en extensiones de las administraciones estatales.

“Es un retroceso la propuesta, va en contra del federalismo. El poder se concentraría en los gobiernos de los estados. El municipio perdería su autonomía y quedaría sujeto a lo que determine el gobierno de un estado”, apuntó.

El investigador de la UPAEP, Marcos Gutiérrez Barrón, resaltó que la reforma hacendaria golpea al municipalismo al quitarle a los ayuntamientos la posibilidad de cobrar el predial; además, existe el riesgo de que aumente la evasión ante la desinformación que se podría presentar entre los contribuyentes, quienes podrían vivir en incertidumbre sobre los lugares en los que debería pagar el impuesto.

“La reforma planteada busca centralizar, no da la autonomía a los municipios para que gasten esta recaudación. La experiencia internacional ha demostrado que aquellos países que logran la descentralización tienen mayores beneficios porque no hay tanta burocracia y no hay intermediarios”, destacó Gutiérrez Barrón.