Correcaminos vence y complica el panorama a Lobos

Diana en solitario de Eder Borelli dio la victoria de 1 por 0 a la UAT que hizo prevalecer su condición de súper líder en la Liga de Ascenso
Los Lobos UAP no ven la suya en casa.
Lobos BUAP compromete su calificación. (Gabriela Martínez)

Puebla

Lobos BUAP sigue sin ver la luz en la Liga de Ascenso, donde sus posibilidades de clasificar a la liguilla se ven reducidas de acuerdo a los partidos que tiene por delante en el circuito, ello al caer por la mínima de 1-0 a manos del aún líder de la competencia, los Correcaminos de la UAT, que con poco, maniató a los de Puebla en aduana disputada en la grama de Ciudad Universitaria.

Cotejo trabado de principio a fin, en el que los visitantes se vieron incisivos desde los primeros minutos, siendo Roberto Nurse y Raúl López los primeros en pisar territorio enemigo, que pese a los embates contrarios, mantuvo intacta su cabaña, al menos hasta que jugó en igualdad de condiciones.

Y es que si bien los locales buscaron emparejar con aproximaciones por conducto de Carlos Daniel Hidalgo y Adrián Marín, todo fue en vano, pues sus intentos quedaron cortos ante la férrea defensa que planteó el cuadro dirigido por Omar Arellano, que al final, ganó la partida a su homónimo Licántropo, Héctor Medrano.

Cerca de la pausa obligada, al 37, la UAT tuvo una muy clara en los botines del veterano, Roberto Nurse, que no supo sacar provecho del toque filtrado que al área le hizo llegar el ex de La Franja, Sergio "Samba" Rosas, pues en su afán de rematar, el ariete anaranjado se trabó en el campo para dejar el esférico a merced de la zaga de casa.

Cuando todo pintaba para un descanso sin novedad, un error de concentración del mediocampista de la BUAP, Eduardo Gámez, concluyó con su pronta expulsión, pues al cometer una falta innecesaria, que le valió ganarse su doble amonestación, dejó en inferioridad numérica a los suyos, que a la postre padecieron la ausencia.

Al volver de la pausa, con ajustes en cuanto a planteamiento, más no en hombres, Lobos quiso emparejar, generando algunas ocasiones aisladas de gol sin resultados definitivos, como la que al 60 tuvo Adrián Marín, luego de un pase largo de Cuauhtémoc Blanco, que derivó en un remate abierto del marco rival.

Llegado el 64 en el reloj, Correcaminos finiquitó la afrenta, gracias a Eder Borelli, que en servicio por derecha, cortesía de Raúl López, metió el punterazo que se fue a anidar al fondo de las redes para decretar el 0-1 a favor de los tamaulipecos, que así conservaron la ventaja hasta la conclusión del compromiso.

Si bien Lobos buscó por todos lados, dejando incluso un retrato al poste con Omar Tejeda al 71, el intento fue en vano, ya que la experiencia de los visitantes fue determinante para aguantar hasta el silbatazo final, lo que compromete la posición de la BUAP en la tabla general donde la UAT se mantiene en la cima.