Albergue de migrantes pide quitar durmientes

Carolina González solicita a los gobiernos dar capacitación a los uniformados en materia de garantías individuales
Durmientes a un lado de la vía de Apizaco.
Durmientes a un lado de la vía de Apizaco. (Javier Conde)

Tlaxcala

El albergue La Sagrada Familia, ubicado en el municipio de Apizaco, denunció que constantemente los indocumentados se quejan de una artera violación a sus derechos humanos por parte de los policías.

Ante esta situación, exigió a los gobiernos federal, estatal y municipal frenar los excesos contra migrantes. La vocera de esta casa de ayuda a migrantes, Carolina González, precisó que recurrentemente los ilegales denuncian tales atropellos.

Sin embargo, “cuando les solicitamos más datos para canalizar su queja a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), no logran identificar si fueron efectivos policiacos municipales o estatales”, refirió.

La funcionaria pidió al gobierno estatal y a los alcaldes a que intensifiquen cursos de capacitación para que los efectivos policiacos tengan mayor conocimiento en materia de garantías individuales.

También pidió que la empresa Ferrosur retire decenas de “durmientes parados” de la vía que conduce a la estación del tren de Apizaco, porque constituye una verdadera trampa mortal para los indocumentados.

Argumentó que en lo que va del año, alrededor de siete indocumentados han sufrido accidentes dentro de dicho tramo, pero “desgraciadamente los gobiernos federal y estatal no nos han hecho caso”.

Comentó que es duro observar que dicha empresa haya colocado “durmientes parados” a fin de evitar que en dicho tramo bajen los ilegales; pese a ellos, los migrantes en su mayoría centroamericanos tienen valor para descolgarse.