Recuerdan en misa de la 127 Peregrinación Anual de la Arquidiócesis a damnificados

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa pidió por los damnificados y por las personas que fallecieron en el sismo del 19 de septiembre pasado.
Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, pidió por las más de 40 personas que perdieron la vida.
Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, pidió por las más de 40 personas que perdieron la vida. (Agencia Enfoque)

Puebla

En el marco de la 127 Peregrinación Anual de la Arquidiócesis de Puebla a la Basílica de Guadalupe, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa pidió por los damnificados y por las personas que fallecieron en el sismo del 19 de septiembre pasado, que afectó a 112 municipios de la entidad.

Asimismo, agradeció a la virgen el respaldo que recibió el estado tras los movimientos telúricos y dio gracias porque Puebla “está de pie” luego del sismo y pidió por las más de 40 personas que perdieron la vida, y las familias que se quedaron sin casa.

Recordó que en la crisis los afectados recibieron apoyo desde varios puntos del país y también desde el extranjero.

Nos hicieron sentir su mano y su presencia en nuestras comunidades afectadas tras los devastadores sismos del pasado mes de septiembre”, expresó.

Ante la imagen de la Morena del Tepeyac, el líder religioso también mencionó a José Trinidad Merel y a Rosendo Huesca Pacheco, quienes, recordó, murieron en el último año.

Aunque evitó mencionar los problemas de salud que durante el 2017 lo llevaron al hospital, el Arzobispo agradeció brevemente a la virgen por permitirle un año más de vida.

Del mismo modo, pidió a los peregrinos buscar el progreso de la patria con caminos de justicia y paz, y mencionó que “nos reunimos los más pequeños de tus hijos de todos los rincones de Puebla para demostrarte nuestro amor”.

Señaló que los creyentes no deben rendirse ante los problemas sino buscar soluciones y fortalecer su fe. En esa tónica, conminó a los fieles a ser embajadores de Dios y “peregrinos constantes”.

También celebró la reciente ordenación de sacerdotes en Puebla. “Tenemos que ser peregrinos constantes y dar gracias cada día por todo las cosas buenas que recibimos”, apuntó.

En tanto, el vicerrector de la Basílica de Guadalupe, el sacerdote poblano Pedro Rafael Tapia Rosete, dio la bienvenida a los poco más de 10 mil peregrinos reunidos en el máximo templo católico de la República Mexicana y de América Latina y otorgó la bendición respectiva en representación del Cardenal Carlos Aguiar Retes, recién nombrado Arzobispo Primado de México, el trigésimo sexto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y custodio de la imagen de la Virgen de Guadalupe del Tepeyac.

En sus palabras les expresó su solidaridad y apoyo luego de la tragedia vivida el pasado 19 de septiembre, a nombre del recién nombrado obispo primado de México, Carlos Aguiar Retes.

Dijo que México vivió momentos difíciles a causa del temblor y todavía enfrenta el proceso de reconstrucción, por lo que pidió a los feligreses ser solidarios y mantenerse unidos.

Finalmente, resaltó que desde que esta peregrinación se instituyó moviliza a miles de personas de distintos municipios a pie, bicicleta, caballo y caravanas de automóviles para cubrir el trayecto para llegar al Tepeyac.


ARP