Apostará Sedatu por vivienda vertical en 2015

Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que en la Ciudad de México se debe generar un súper producto de vivienda vertical que contemple mejores espacios públicos, movilidad e incorporación de eco tecnologías.
El titular de la Sedatu recibió un reconocimiento por el impulso para formar comunidad en la industria de la vivienda.
El titular de la Sedatu recibió un reconocimiento por el impulso para formar comunidad en la industria de la vivienda. (Tomada de Twitter @sedatu_mx)

Ciudad de México

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, consideró que los retos del sector vivienda en 2015 serán mayores a fin de ofrecer alternativas acorde con las necesidades de los mexicanos.

Tras recibir un reconocimiento por formar comunidad en la industria de la vivienda, Ramírez Marín dijo que la apuesta es encontrar los mecanismos necesarios para generar un súper producto de vivienda vertical y mejores espacios públicos.

Señaló que en el Distrito Federal se debe lograr construir vivienda popular, por lo que la alternativa es la verticalidad, no sólo como un concepto que contemple edificar departamentos, sino que incluya ganar espacios para la ciudadanía, donde se ofrezcan más metros de vivienda así como una mayor cantidad de espacios públicos, movilidad e incorporación de eco tecnologías.

La Sedatu entregó recursos del Programa Fomento al Desarrollo Agrario (Formar) por un millón 896 mil pesos a organizaciones campesinas, así como del Programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas Rurales por un monto de 3 millones 321 mil 336 pesos a jóvenes de distintas entidades del país.

En el marco del Jueves Agrario, la subsecretaria de Desarrollo Agrario, Georgina Trujillo Zentella, entregó una contraprestación económica a ejidatarios de Tamaulipas por una cantidad de 9 millones 355 mil pesos.

Con estas acciones se puso fin a un conflicto de 24 años entre campesinos del municipio de Gómez Farías.

Los ejidatarios tuvieron una solución a la problemática que enfrentaban en el medio rural, a través de la firma de un convenio de finiquito por el predio Granja Ricardo Duque. La disputa por la tierra era entre el grupo de campesinos Lázaro Cárdenas II y la Sociedad de Solidaridad Social Ricardo Duque.