“Mi virtud en Oaxaca, ser un candidato ciudadano”: Gutiérrez Candiani

Asegura que de no contar con la preferencia del PRI no buscará el apoyo de otro partido.
Fue entrevistado por Carlos Marín en "El asalto a la razón".
Fue entrevistado por Carlos Marín en "El asalto a la razón". (Martín Salas)

México

El empresario Gerardo Gutiérrez Candiani, quien busca ser candidato a la gubernatura de Oaxaca, consideró viable sus aspiraciones por su perfil ciudadano y por contar con una amplia agenda para el desarrollo de la entidad.

En entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón, de MILENIO Televisión, el empresario, quien concluyó el 14 de diciembre de 2015 su gestión al frente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que en la búsqueda por su postulación ha establecido reuniones de trabajo con los representantes de todos los sectores  productivos del estado, entre ellos, artesanos, campesinos, pescadores, líderes de cámaras y  mujeres.

“Estamos recorriendo el estado desde una propuesta y visión ciudadana, construyendo una agenda que llamamos la Agenda por Oaxaca, que tiene que ver con la que construimos en 2012, y que le llamamos la Agenda por México, es muy parecido el ejercicio.

“Estamos recorriendo las ocho regiones, hablando prácticamente con todos los sectores, sobre todo productivos, sociales y estamos generando una propuesta muy clara del Oaxaca que queremos, pero de un ejercicio muy incluyente y muy enriquecedor”, señaló.

Gutiérrez Candiani aseguró que en estos acercamientos ha percibido un profundo descontento de la población por los políticos, por lo que su esencia ciudadana es un punto a favor.

“Hemos encontrado una gran aceptación, porque están cansados de los grandes mítines,  y nosotros estamos haciendo otras reuniones en las que estamos recogiendo las principales propuestas y construyendo una agenda ciudadana”, señaló.

El empresario busca ser el abanderado al gobierno de Oaxaca por parte del PRI y aseguró que no es necesario afiliarse para contender.

Aclaró que de no obtener la preferencia del partido, no buscaría a ninguna otra fuerza política, ya que solo comulga con las ideas y reformas que ha promovido el presidente Enrique Peña Nieto.

Incluso, dijo, continuaría trabajando desde otros ámbitos para el desarrollo de Oaxaca y trabajará con quien llegue a la gubernatura.

“No tengo ninguna obsesión, tengo ganas de servir, ese es el espíritu de la agenda. Yo no estoy buscando chamba, yo he sido congruente”, insistió.

El oaxaqueño, de 49 años de edad, reconoció que el estado es uno de los que enfrenta mayores problemáticas en el país, pero por ello aceptará el reto de generar diferentes propuestas de gobierno en conjunto con la sociedad. 

“La gente quiere salir adelante, el oaxaqueño está muy ávido de salir adelante, entonces sí existen condiciones humanas para hacerlo.

“(Es una) gran complejidad, 70 por ciento indígena, 570 municipios, pero sí me lo imagino, lo que ya vimos es que no funcionó con los políticos, han pasado muchos políticos y vemos que Oaxaca sigue en un atraso, entonces creo que no nada más es una visión del sector empresarial, es una visión muy incluyente, de pasar de un Estado que siempre ha dado dádivas, que no ha apoyado el desarrollo del estado, a uno solidario, en el que realmente te involucres con la gente”, indicó el empresario.

Tras presumir un gran arraigo familiar en el estado, que se extiende por más 250 años, expuso que entre sus propuestas está la urgencia de impulsar los sectores energéticos.

Sobre la presencia de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la  Educación, el oriundo de los Valles Centrales declaró que es necesario lograr una reconciliación con los maestros que realmente buscan mejorar la educación en la entidad.