Gire: sistema de Salud propicia violencia contra embarazadas

Regina Tamés dijo que un abuso puede ser una cesárea innecesaria, “el 67% de los nacimientos en el IMSS son por cesáreas, cuando la OMS recomienda que sean solo entre el 10 y 15%”.
Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida.
Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida. (Milenio )

Ciudad de México

Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) dijo que el propio sistema de salud de México propicia violaciones a derechos humanos de las mujeres durante el embarazo o en el proceso de parto.

“A las mujeres las eliminan del proceso y los profesionales en salud toman las decisiones por ellas. Es el caso de las cesáreas que no se requieren, son altísimas. El 67 por ciento de los nacimientos en el IMSS son por cesáreas, cuando la OMS recomienda que sean solo entre el 10 y 15 por ciento de los nacimientos. No es un problema aislado, es un tema que el sistema de salud propicia”, dijo Tamés en entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión.

Después de presentar el reporte “Violencia obstétrica. Un enfoque de derechos humanos” Tamés explicó que la violencia obstétrica es aquella que se ejerce contra las mujeres cuando se violan sus derechos humanos con cualquier acción u omisión por parte del personal del Sistema Nacional de Salud que les cause daños físicos o psicológicos durante el embarazo, parto y puerperio”.

Ante violaciones de este tipo urgió a la Secretaría de Salud a publicar en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana 007, que beneficiaría a miles de mujeres que son víctimas de esta clase de abusos.

“En la NOM 007 se reconoce un trato humanizado. Pero lleva más de un año y medio parada, van a ser dos años de que se aprobó y no se publica. Es muy buena norma, es una lástima que no salga. La norma rige a todas las secretarías de salud estatales en este tema”, explicó.

El reporte de GIRE evidencia casos de mujeres que son víctimas de violencia obstétrica cuando sus derechos como a la salud, integridad personal, información, vivir libres de violencia y a la vida privada son violados.

Tamés dijo que el reporte muestra que en México “el disfrute del derecho a la salud se caracteriza por la desigualdad”.

En particular GIRE busca terminar con la discriminación de la que son víctimas las mujeres, tanto para ser atendidas en los hospitales cuando van a dar a luz, como en su proceso de embarazo.

En el estudio se reconoce que a pesar de que en México existe una variedad de procedimientos que pueden iniciarse ante situaciones de violencia obstétrica, ninguno prevé el establecimiento de medidas de reparación integral por violaciones de derechos humanos.

Tamés dijo que por este tipo de violaciones GIRE tiene seis casos en litigio, pero que el problema está en distintas regiones de México, pues conocen de casos en Oaxaca, Chiapas, Sinaloa, Estado de México, entre otros.

“No hay datos bien sistematizados de dónde se presenta la mayor cantidad de estos casos, pero litigamos por falta de acceso a los hospitales para el trabajo de parto o por negligencia médica contra las mujeres embarazadas. Las mujeres deben tener acceso a la justicia”, dijo.

La directora de GIRE recomendó a las mujeres que sufran este tipo de abusos médicos acudirá a las organizaciones que las representarán para obtener la reparación integral del daño, una indemnización y provocar que casos así no vuelvan a ocurrir.

“Con las indemnizaciones que les dan es como comprar a las víctimas. Este no puede ser un recurso aislado”, dijo.

La entrevista completa esta noche a las 21:30 horas en el programa ‘En15’ con Carlos Puig, por Milenio Televisión