Estado deja ir recursos contra violencia de género: activistas

Integrantes de diversos organismos civiles señalaron que en el gobierno de Rodrigo Medina se han presentado 614 asesinatos de mujeres, mientras que en su antecesor el número fue de 159.

Monterrey

El Gobierno del Estado no permite la interacción de las organizaciones de la sociedad civil en el tema de violencia de género y deja escapar presupuestos federales que en ocasiones quedan en subejercicio para atacar este mal, denunciaron grupos de atención a este sector de la sociedad.

Integradas en un frente, Alternativas Pacíficas, Arthemisas por la Equidad, Pro Salud Sexual y Reproductiva (Prosser), y Fuerzas Unidas por nuestros desaparecidos y desaparecidas en Nuevo León (FundeNL) señalaron que en el gobierno de Rodrigo Medina se han presentado 614 asesinatos de mujeres, mientras que en el de su antecesor hubo 159; además de que las estadísticas de violencia también atraviesan incrementos alarmantes.

"Necesitamos generar una coordinación intersectorial en la que participemos las organizaciones de la sociedad civil que tenemos experiencia en la atención a las mujeres que han sido víctimas, coordinadas con la sociedad civil y la iniciativa privada.

"Para que se bajen los presupuestos y se apliquen con transparencia, porque se han creado instancias gubernamentales que lo único que hacen es jalar presupuesto público que no llega a las mujeres, a las niñas y a los niños, y que no genera servicios y programas de atención directos, y sí se simulan servicios y la gente se desconcierta, por lo que las mujeres no saben a dónde ir", dijo Alicia Leal Puerta, de Alternativas Pacíficas.

Irma Alma Ochoa, de Arthemisas por la Equidad, señaló que el número de mujeres asesinadas tuvo un incremento a causa del crimen organizado; sin embargo, aun considerando el hecho de que 53% de las víctimas perecieron por este fenómeno, el número de un sexenio a otro sigue siendo alarmante.

Detalló que según el recuento hemerografico que lleva esta organización 59% de las víctimas estaban en el rango de entre los 15 y 39 años de edad, y 272 no han sido identificadas, por lo que se sospecha que se trate de casos de desaparición forzada o trata de personas.

Además 453 crímenes (53%) se imputan a grupos delincuenciales; 152 a las parejas sentimentales de las mujeres (85 del cónyuge, 44 concubinario, 23 pareja), y 21 a los hombres con ex parejas.

En contraste, sólo existe en archivos de la autoridad una denuncia por feminicidio, a pesar de que el tipo penal fue aprobado en junio de 2013.

"No se está utilizando este tipo penal, y desde junio de 2013 que se aprobó esta ley, en uno de los transitorios señalaba que se debe hacer un protocolo de investigación de feminicidio que aún no existe", dijo.

Según datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), hay un promedio mensual de mil 250 denuncias por violencia familiar, 252 equiparables, y 51 violaciones, entre otros delitos contra las mujeres.

Leal Puerta señaló que el panorama en la violencia institucional es también alarmante, pues se han encontrado con la obstaculización de trámites y procedimientos que van desde interponer una denuncia, hasta la sentencia de un divorcio necesario por violencia familiar, además de que no se ejercen las órdenes de protección.

En tanto, FundeNL, en voz de Leticia Hidalgo, ha registrado 96 de estos casos de 2012 a la fecha, de los cuales 79 son hombres y 13 son muyeres, cuatro de ellas sin identificar.

Añadió que en el caso de las desapariciones se presenta la revictimización al momento de la denuncia, principalmente con relación a las mujeres, porque siempre se cuestiona la ocupación y sus relaciones personales, como si la ausencia estuviera relacionada con ello.