Golpeados en Clásico interponen denuncias

Al menos tres aficionados lesionados acudieron ante la autoridad a presentar acusaciones contra quien resulte responsable y en contra del club de futbol.

Guadalupe

Aún con huellas visibles por las lesiones que sufrieron durante y después del Clásico 112, tres aficionados de Tigres acudieron ayer al Centro de Orientación y Denuncia (Code) de Guadalupe a presentar una denuncia en contra de quien resulte responsable y del Club de Futbol Monterrey.

Y es que de acuerdo al Código Penal para el estado de Nuevo León, la violencia en los espectáculos deportivos se castigará con prisión de uno a cuatro años y una multa que va de 100 a 200 cuotas.

Además, los jueces podrán determinar si le prohíben al inculpado acudir a estadios o recintos de espectáculos deportivos hasta por seis años.

Al menos uno de los lesionados permaneció varias horas inconsciente debido a los golpes que le propinaron bajo el puente que conecta al estadio con la Expo Guadalupe, cuyo video fue difundido en redes sociales.

El herido, identificado como Alan Pecina, dijo que fue agredido cuando caminaba con otros dos aficionados de Tigres y dos de Rayados. Los médicos que lo atendieron la noche del sábado le indicaron que presentaba coágulos en la cabeza y un esguince cervical, derivados de las patadas y golpes que recibió.

Debido a que el municipio de Guadalupe dio a conocer que hay al menos 33 detenidos por las riñas en el exterior del recinto deportivo, Pecina acudió a identificar a sus agresores ayer por la tarde.

Los otros dos afectados, identificados como Paul Ramírez y Tadeo Cuevas, narraron a MILENIO Monterrey que fueron agredidos en las gradas del estadio, incluso con un cinturón y la hebilla.

"Un aficionado rayado se acercó a los policías de Fuerza Civil y les dijo 'danos chance, ahorita nos arreglamos'", contaron.

Agregaron que esto ocurrió poco después del minuto 70 y con esto los elementos de policía estatal se retiraron de la zona hasta casi 20 minutos después del final del partido.

Los tres lesionados coincidieron en que la policía tardó en llegar hasta la zona donde fueron agredidos, por lo que se mostraron inconformes por la poca seguridad que ofreció el club durante el encuentro e invitaron a otras personas que hayan sido agredidas a que denuncien ante la autoridad competente.