Violencia, fricciones y problemas financieros, parte de la herencia

Manuel González Flores, en su nuevo encargo en el Gobierno del Estado, deberá hacer frente a diversos problemas que existen en Nuevo León y que esperan una respuesta.
Una de las principales tareas es resolver la crisis de violencia en el interior de los penales.
Una de las principales tareas es resolver la crisis de violencia en el interior de los penales. (Leonel Rocha/Archivo)

Monterrey

Problemas financieros derivados de un déficit de millones de pesos, en parte, porque a partir del 2018 ya no se cobrará la tenencia; crisis de violencia en los centros penitenciarios; relación distante con el Poder Legislativo; y protestas continuas por problemas derivados de aportaciones económicas a los Centros de Desarrollo Infantil, es parte de lo que heredará durante seis meses Manuel González que hoy asumió como gobernador interino.

Aunado a eso, heredará rezago en obra pública, como es el que aún no entren en operación los hospitales de Montemorelos y Sabinas Hidalgo, además de que la Línea 3 del Metro va para tres años sin funcionar y contando.

Las finanzas

En noviembre, cuando el secretario de Finanzas y tesorero general del Estado, Carlos Garza, entregó su propuesta de paquete fiscal para el 2018, estimó que el año que viene trabajarán con un déficit estimado por cuatro mil 607 millones de pesos.

Se trata de una situación razonable si se toma en cuenta que al menos por concepto de impuesto de tenencia vehicular el Gobierno del Estado dejará de percibir alrededor de mil 800 pesos –que resentirán en los próximos nueve años– y además, que no se aplicarán nuevos impuestos, y la deuda sigue siendo alta.

También se suma que por ser año electoral, el Gobierno se vio obligado a incluir en su presupuesto 490 millones de pesos adicionales para la Comisión Estatal Electoral, que por esta ocasión recibirá más de 800 millones de pesos. El presupuesto de la CEE en 2017 fue de 350 millones de pesos.

Esta contribución se creó en 1968 y permaneció hasta este 2017, sin embargo, fue una promesa de campaña del actual gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, de eliminarla.

El Gobierno Estatal tendrá en 2018 un presupuesto de 95 mil 349 millones de pesos, que representa un incremento del 4 por ciento comparado con el de 2017, de los cuales un 80 por ciento será destinado a gasto corriente, un nueve por ciento de inversión de capital y un 11 por ciento al servicio de la deuda.

Fría relación con Legislativo

Se suma a ello la fría relación con el Poder Legislativo, con quien diariamente Jaime Rodríguez Calderón, e incluso el propio Manuel González, se cuestionan y en ocasiones hasta se insultan a través de los medios de comunicación.

La situación no para ahí. La distancia entre ambos poderes arrojó que en este 2017, el gobernador Jaime Rodríguez haya establecido 25 vetos a distintas a creación de nuevas leyes y reformas a otras.

Entre otros, el Gobierno Estatal vetó el Sistema Estatal Anticorrupción, las reformas a la Ley Estatal Electoral, reformas a la Ley que Crea el Instituto de Control Vehicular, a la Ley de Participación Ciudadana y a la Ley de Combate a la Discriminación.

Obra pública pendiente

La obra pública es otra asignatura pendiente en el actual Gobierno del Estado, ya que ha sido escasa al grado de no concluir ni con la que el gobierno anterior dejó casi terminada.

Caso concreto de la Línea 3 del Metro que ha reportado cero avances en el actual gobierno, y aunque se anunció que el gobierno federal apoyará con recursos, aún no se define a partir de cuándo reanudan.

Además de ello, se requiere de alrededor de tres mil millones de pesos para el mantenimiento de todo el sistema Metro, sin embargo, de acuerdo con el proyecto de presupuesto que se presentó por parte del Estado, una parte de los recursos del Fondo Metropolitano sería destinada al mantenimiento de este sistema de transporte, pero es muy poco el recurso, para lo que se necesita.

Otra obra pública pendiente es la construcción de más celdas en los centros penitenciarios, luego de que la presente administración cancelara el proyecto de un nuevo penal en el municipio de Mina que había proyectado el Gobierno anterior.

Un proyecto que tampoco han desarrollado por falta de recursos, pero que ya recibieron el aval del Congreso del Estado para adquirir deuda por más de tres mil pesos, es el de la Red Estatal de Autopistas para construir un tramo carretero que comunique de el municipio de Juárez a Allende.

Inseguridad

La inseguridad que prevalece en el estado es parte de los problemas serios que tendrá que enfrentar Manuel González donde destacan los constantes motines en los centros penitenciaros, y muestra de ello fue el que sucedió a principios del mes de octubre en el penal de Cadereyta y que dejó un saldo de 18 reos muertos.

Aunado a eso, MILENIO Monterrey publicó que hasta el mes de agosto, la incidencia delictiva en el estado se había ido al alza durante el segundo año de Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, respecto a su primer año de mandato, al cerrar los segundos 365 días de esta administración con tres mil 183 delitos más.

Además, se publicó que de acuerdo a cifras oficiales, el delito de violación en Nuevo León ha tenido un alza constante desde 2009 a la fecha, lo cual repercute que para este año 2017 se tenga un aumento en ese delito del 119 por ciento, respecto a hace ocho años.

Para enfrentar este tipo de situaciones, Manuel González Flores tendrá un incremento de recursos en seguridad de un 31 por ciento respecto al monto proyectado al cierre de 2017, que representará un aumento de sueldo a policías, equipamiento a corporaciones, así como la construcción de celdas en el Cereso en Apodaca, además de la contratación de 500 nuevos elementos de seguridad.